Entre los cinéfilos, es difícil no admitir el talento de Robert Zemeckis como director y su don para convertir cualquier proyecto que toca en una obra de arte y en ocasiones en mito, como es el caso de “Forrest Gump” o “Regreso al futuro”, mundialmente famosas y de reconocido prestigio. Por lo tanto, ver en la parrilla de la cartelera su nombre rubricado al lado de cualquier largometraje es sinónimo de éxito en taquilla y de divertimento sin dilaciones. También es el caso de su nuevo trabajo, “El desafío (The Walk)”, un drama basado en hechos reales que cuenta la historia del equilibrista francés Philip Petit (Joseph Gordon-Levitt), cuyo sueño de recorrer sobre un cable el espacio que separaba las Torres Gemelas de Nueva York se hizo realidad el 7 de agosto de 1974, guiado por su mentor Papa Rudy (Ben Kingsley).

Joseph Gordon-Levitt interpreta a Philip Petit, con un extraordinario acento francés, y relata a modo de flashbacks toda su historia desde lo alto de la Estatua de la Libertad, como elemento simbólico. Dicho personaje está excelentemente retratado e interpretado, de manera que el espectador empatiza con él perfectamente desde el primer momento del film y nos regala una de las mejores interpretaciones del 2015 en cuánto a papel protagonista. Su carisma es innegable, al igual que lo es el de su mentor Ben Kingsley, sin los cuáles el film no poseería tal calidad. Las demás interpretaciones no son destacables, sin embargo desempeñan su papel con bastante tenacidad, como es el caso de Charlotte Le Bon, que interpreta a la novia de Philippe (aunque hubiéramos preferido que el elemento romántico se hubiera potenciado un poco más y hubiésemos conocido un poco más de su historia de amor, que queda bastante desdibujada).
The Walk ILo mejor de la cinta es, sin lugar a dudas, su espectacular fotografía y sus soberbios efectos visuales para ofrecer al espectador una realista aproximación de cómo Philip vivió esos minutos en los que paseaba por el cable, sintiendo el vértigo que él no estaba sintiendo, la sensación de caída al vacío a la vez que disfrutamos de unas apoteósicas vistas de Nueva York en tonos ocres y azules, para destacar todavía más la sensación de miedo. No obstante, este miedo que el espectador siente al ver al protagonista caminar por el cable a cuatrocientos metros de altura no lo siente el equilibrista, al que vemos sereno en todo momento y realizando un grande espectáculo sobre él. Posee los mejores efectos 3D hasta el momento.

Aunque el fin de la historia es conocido para todos, ya que Philip logra realizar su hazaña con éxito y convertirse en famoso mundialmente, estamos ante un film en el que no importa el final previsible, ya que el desarrollo entretiene y alimenta al espectador unas ganas de ver con sus propios ojos cómo se lleva a cabo dicho hito.

Zemeckis no sólo pretende mostrar un metraje encantador con un sublime 3D, sino que también trata de rendir un discreto y nostálgico homenaje a los famosos edificios derrumbados durante el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2011, un emblema de los Estados Unidos.

Distribuida en España por SONY PICTURES ESPAÑA.

 

Nota del autor:
9,0 █████████ (Excelente)

Película en CARTELERA a partir del  25 de diciembre de 2015.

 

TRÁILER:

Written by Mireia Clapés

Comments