En esta Sección Oficial hemos podido ver una película de Marc Recha a concurso: Un día perfecto para volar. Su inclusión en dicha sección es, cuando menos, sorprendente. De entre todas las candidatas a hacerse con la Concha de Oro ésta ha sido la propuesta más singular, podríamos llamarla propuesta mínima. Limitada desde su propia concepción, Un día perfecto para volar explota al límite todas sus posibilidades, regalándonos una bonita historia desde los ojos de un niño -interpretado por el hijo del director-.

En un paraje solitario, un niño (Roc Recha) hace volar la cometa que ha hecho su padre (un colosal Sergi López, Harry, un amigo que os quiere, 2000). Sopla viento y el niño necesita la ayuda del adulto para seguir haciendo volar la cometa, que se ha enredado en la vegetación. En plena naturaleza, el padre le cuenta al hijo diversas historias en las que todas tienen un protagonista común: el gigante.

Como ya he dicho, se encuentra limitada por su propia idea, relegando el componente cinematográfico a un segundo o tercer plano. La naturalidad de los actores, junto a la simpatía y cercanía que desprenden ellos y la propia historia, hacen que disfrutemos de una bella fábula sobre las relaciones paternofiliales y la pérdida. Una muestra más de todas las cosas que pueden hacerse con prácticamente nada: un campo, una cometa y dos intérpretes que se dejan el alma. El trabajo más peculiar de una Sección Oficial que nos ha brindado multitud de trabajos interesantes y muy diferentes entre sí.

 Distribuida en España por ALFA PICTURES.
Vista en PASE DE PRENSA en el Festival de San Sebastián el 26 de septiembre, San Sebastián-Donosti.

Nota del autor:
5,5 █████ (Mejorable)

Película en CARTELERA a partir del  23 de Octubre de 2015.

TRÁILER

Written by Iván Ginés

Redactor de LGEcine

Comments