banner_purge

Título original: The Purge
País: EEUU
Primera proyección: EEUU,  2 May. 2013 (Festival Stanley)
Duración: 85 min.
Director:
James DeMonaco
Guión: James DeMonaco
Música: Nathan Whitehead
Género: Terror. Ciencia ficción. Thriller. (Thriller futurista. Crimen)
Reparto:
Ethan Hawke, Lena Headey, Max Burkholder, Adelaide Kane, Edwin Hodge, Rhys Wakefield, Tony Oller, Arija Bareikis, Tom Yi, Chris Mulkey, Tisha French, Dana Bunch

“[…] Solamente se le puede atribuir un par de virtudes más: algunas imágenes son poderosas y consigue no aburrir. Pero todo lo demás son defectos, y algunos de gran calibre […]

The Purge: la noche de las bestias (2013)Pues qué queréis que os diga, se queda flojita en todos los aspectos. Se confirman las sospechas: no deja de ser un producto de Jason Blum, que ha levantado un imperio con cintas de terror de poca profundidad. En muchos aspectos recuerda a una versión poco trabajada de un capítulo de “Black mirror”: parte de una buena idea sobre un futuro cercano y no muy improbable y tiene una resolución plana y poco brillante. Para los que hayan visto la serie británica fíjense en sus paralelismos con “Whitebear”, el segundo capítulo de la segunda temporada. Y aún así la producción de “Channel 4” tiene más chicha en 42 minutos de metraje que “The Purge” en sus 86, más del doble. Mala señal.

Aparte de una buena premisa de partida, solamente se le puede atribuir un par de virtudes más: algunas imágenes son poderosas (sobre todo la aparición de la cuadrilla asaltante) y consigue no aburrir. Pero todo lo demás son defectos, y algunos de gran calibre. Eso demuestra que es mil veces más fácil tener una idea potente que hacer un guión a la altura de ella. Empecemos. Hay que ser muy bueno para encerrar durante casi todo el metraje a unas pocas personas en una casa y mantener la tensión y el interés. La película apenas respira, y eso se traduce en que los escenarios y las secuencias se hacen muy repetitivas, pareciendo una sucesión de la misma, consistente en gente que aparece en plano, se enfrentan entre ellos a tiros, y desaparecen del plano.

Ese defecto de planteamiento bifurca en todos los demás problemas de la cinta. Se deja por explorar las infinitas posibilidades de lo que está pasando fuera, que es donde estaba el interés real de la propuesta ; al eliminar ese factor se queda una película de asalto a una casa, y de esas ya hay muchas y mejores (un claro ejemplo es “Funny games” (1997) de Haneke, que con un pack de huevos consigue infinita más tensión que James DeMonaco con un completo arsenal de armas, o “La habitación del pánico” (2001) de David Fincher, que sin tener apenas profundidad es un ejercicio de tensión muy bien llevado). Otro problema es que “The Purge” está vergonzosamente estirada.

purge01Las secuencias iniciales se alargan descaradamente en busca de ganar minutos de metraje y los juegos del gato y el ratón en el que se convierte el resto de la película se amontonan sin un claro sentido del avance narrativo de la historia. De hecho, parece claro que la elección de centrar la acción en la casa y con un guión tan pobre daba para como mucho los poco más de 40 minutos que dura un capítulo de la anteriormente citada “Black mirror”. Si pretendes jugarte todo el nudo de la acción a gente armada rondando por una casa a oscuras queriéndose matar entre ellos debes haber conseguido antes que esos personajes importen de verdad al espectador. Si no, por mucha violencia que metas, no surge efecto. Y, sinceramente, mucho muerto pero poca mala leche para lo que debería haber sido.

purge03Si querían impresionar a alguien deberían haber tenido en cuenta que venimos de donde venimos: Sam Peckinpa hdirigió “Perros de paja” en 1971 y la “Funny games” austríaca es de 1997. Otro problema terrible es a nivel formal. La dirección de la acción es pésima. Básicamente se resume en gente entrando a plano desde el limbo, pegándose tiros y volviendo al limbo. Porque es como si los personajes, cuando no están en plano, se quedaran en standby, dejaran de existir. Y que tus golpes de efecto sean gente irrumpiendo bruscamente en pantalla para asustar al espectador solo denota que DeMonaco no tiene claro en qué género se encuentra: no está rodando “El sexto sentido” (1999) , en que Shyamalan se podía permitir que los fantasmas entraran y salieran sin que nadie se preguntase dónde estaban el resto del tiempo; “The Purge”, tal y como se ha planteado, se supone que debería ser una partida de ajedrez con los jugadores encerrados, tirando de ingenio para sobrevivir y tomando decisiones emocionales que afectan a su moralidad y a su modo de entender la vida.

purge02Porque otro error de bulto, quizás el más sangrante, es la poca profundidad moral de la película, hecho que no sería un problema si no fuera porque ella misma plantea cuestiones que luego responde a medias y con tibieza. Agrupa a los personajes por patrones ideológicos: la familia Sandin, los asaltantes, los vecinos. Y aún así no difieren mucho entre ellos. No hay una oposición real hasta muy avanzada la trama. Y tampoco cuela el discurso imperante de “la purga es buena para el país y por eso debemos hacerla”. Cuando se apunta tímidamente a razones más egoístas es cuando los alegatos toman mayor veracidad, pero rápidamente se da un paso atrás para volver a la monserga “oficial”; eso se refleja en un final que tiene un punto climático vergonzante. En fin, que un 5 pelado, y más por lo que podría haber sido que por lo que es.

Y que quede claro, si soy exigente es porque la misma película va de algo que luego nunca es. Y eso decepciona al espectador.

Distribuida en España por Universal Pictures.

Nota del autor:
5,0 █████ (Buena)
Promedio de notas:
No realizado. Película en CARTELERA a partir del 12 de Julio de 2013.
FilmAffinity: — | CINeol: — | IMDb: — | LGEcine: 5,0

 

IMÁGENES DE LA PELÍCULA

Written by Eloy Cabacas

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *