Psicosis (1960)

Título original: Psycho
País: EEUU
Primera proyección: EEUU, 16 Jun. 1960 (premiere)
Duración: 109 min.
Director: Alfred Hitchcock
Guión: Joseph Stefano (Novela: Robert Bloch)
Música: Bernard Herrmann
Género: Terror. Intriga.
Reparto: Anthony Perkins, Janet Leigh, John Gavin, Vera Miles, John McIntire, Martin Balsam, Simon Oakland, Patricia Hitchcock

“[...] Uno de los films más emblemáticos de Hithcock […] Pasa del suspense al terror, que concibe de una manera innovadora […] La atmósfera es densa, opresiva, agobiante y, sobre todo, terrorífica [...]”

Es uno de los films más emblemáticos de Hitchcock (“La ventana indiscreta“, 1954. Escrito por Joseph Stefano, se basa en la novela “Psycho” (1959), de Robert Bloch, que se inspira en los crímenes de un asesino en serie de Wisconsin. Se rueda en exteriores de LA y de Arizona y en los Universal Studios, con un ajustado presupuesto de 800 mil dólares. El rodaje comienza el 11-XI-1959 y concluye el 1-II-1960. Nominado a 4 Oscar (dirección, fotografía, dirección artística y actriz de reparto), gana un Globo de oro (actriz de reparto, Janet Leigh). Producido por Hitchcock para la Paramount, se estrena el 16-VI-1960 (EEUU).

La acción principal tiene lugar, en 1959/60, en un apartado motel de carretera situado a 15 millas al Este de Fairville, entre Phoenix (Arizona) y LA (California). El realizador sustituye su equipo de rodaje habitual de cine por el de sus filmaciones para la televisión. Quería que la película tuviera la apariencia de una producción barata. Al terminar el rodaje pensó en hacer un motaje de 60 minutos para la TV. Con esta obra Hitchcock pasa del suspense al terror, que concibe de una manera innovadora. Hasta entonces las películas de terror se habían basado en personajes sobrenaturales (vampiros, brujas, monstruos, insectos malignos).

El film sustituye los recursos tradicionales del terror por un personaje humano, Norman Bates (Anthony Perkins), que regenta un motel de 12 habitaciones, aislado a causa del desvío de la vía principal construido 10 años antes. El film implanta el subgénero del thriller psicológico. La atmósfera es densa, opresiva, agobiante y, sobre todo, terrorífica, gracias al despliege de la extraordinaria imaginación de Hitchcock. Construye con habilidad el perfil psicológico de los personajes, en especial de Norman Bates y Marion Crane (Janet Leigh). Bates es de carácter débil, tiene problemas psicológicos, vive dominado por la madre y hace trabajos de taxidermista. Son escenas memorables la de la ducha, la huida de Marion de Phenix, la conversación de Marion y Norman sobre taxidermia y ornitología, la de amor en la cama. Da paso a numerosas imitaciones y “remakes”, como “Psycho III” (1986), que dirige Perkins, y “Psycho” (1998), de Gust Van Sant

La música, de Bernard Herrmann (“Vértigo“, 1958), consta de 40 cortes, de los que destacan “Preludio“, “Tormenta“, “Asesinato” y “Final“. Se usan sólo instrumentos de cuerda y los contrastes se obtienen por combinación de graves profundos y agudos muy altos. La fotografía, de John L. Russell (“Macbeth”, Welles, 1948), en B/N, ofrece numerosos primeros planos, en ocasiones extremos (ojo, desagüe, manos sobre toalla), luces contrastadas, notables movimientos de aproximación de cámara y composiciones de excelente dibujo. Es sobresaliente la interpretación de Janet Leigh (“Sed de mal“, 1958) y acertada la de Anthony Perkins (“El proceso“, 1962). Ambas se dan bien acompañadas de las de Vera Miles (Lila Crane), John Gavin (Sam Loomis), John McIntire (sheriff Al Chambers) y Martin Balsan (detective Milton Arbogast).

Nota del autor:
9,0
█████████ (Excelente)
Promedio de notas:
8,3
████████ (Muy buena)
Filmaffinity: 8,4 | CINEol: 8,5 | IMDB: 8,7 | LGEcine: 7,8

Escuchar BSO (Enlaces externos)
Tema 1 |  

.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
Popularmente es la más y mejor aceptada del maestro, pero para mí no es ni siquiera una de sus más destacadas en el ‘ránking’ de sus mejores obras. Si bien es una buena película (no se puede esperar menos de Hitchcock), posee una primera hora prodigiosa, llena de tensión, atmósfera inquietante y personajes extraños (lo habitual en el realizador británico), pero después se deshincha progresivamente hasta convertirse en un producto desapasionado y previsible que sólo deja tras de sí el rastro de un exquisito entretenimiento. No aterra, no intriga ni sorprende lo que otras películas de Alfred, pero siempre, la menos buena de sus películas, es la más buena de la media que podamos encontrar en el cine. La película con el ‘spoiler’ más conocido de la historia, logra, meritoriamente, que después del momento cumbre pueda seguir ofreciendo buenas historias, dentro del marco del buen gusto y originalidad que hicieron especial a su inimitable realizador. 7

About these ads