Come to Daddy (Ant Timpson, 2019) – 93 min. –

Sinopsis:

Un chaval bueno para nada, con problemas con el alcohol, con decir la verdad y ya de paso con la configuración de sus muñecas, decide ir a visitar a su padre, que desapareció hace 30 años.

Este vive recluido en una casa junto al mar y todo promete ser un reencuentro idílico, hasta que Norval (Elijah Wood) llega a casa y encuentra a un padre que más que querer darle un abrazo parece pensar en darle una puñalada.

Sucesión de desprecios y faltas de respeto se sucederán en éste reencuentro hasta que la película empiece de verdad. Cuando Frodo (Norval) se quita los guantes y nos da lo que un publico selecto como nosotros necesita.

La película se deja ver, pero en su primera mitad es lenta e incluso un poco aburrida. Se aguanta por el hecho de que son dos grandes actores los protagonistas. Esto se nota al entrar en la segunda mitad, cuando dan un gran golpe de efecto para re-captar al público.

A partir de ahí, vuelve a descender el ritmo otra vez (mantener el pie en el acelerador habría sido una pasada). Pero no dejan de irnos regalando momentos cafres y elegantes a partes iguales (especialmente adorable el momento de poner una sombrillita en un cerebro, como si fuera un cóctel).

Por desgracia ese sobresalto de ritmo y el hecho de tener que hacer un gran esfuerzo de credulidad (el hecho de que el protagonista no reconozca a su padre es de traca, el hecho de que sea tan difícil llegar a la casa y que luego la policía llegue con facilidad meridiana o que Norval sobreviva al castigo al que es sometido una y otra vez) hacen que la película desluzca un poco.

Me hace sentir nostalgia porque hubiera una tercera temporada de Dirk Gently.

LA ESCENA: Cuando Norval intenta ayudar a su padre a quitarse las esposas.

LA FRASE: «Cuando mueras, encontrarán una rata en tu vagina, hijo».

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2019

Nota del autor:
6,0
██████ (Correcta)

DUELO DE CRÍTICAS: Come to Daddy: Frodo trapero
por Francisco Xavier Cela

Un hijo regresa a casa de su padre alcohólico para descubrir por qué lo ha abandonado cuando tenía  5 años. 

Come to Daddy es una película atípica. Explora el humor negro y entra en la confusión de actores Elijah Wood y Daniel Radcliffe, ya que nos recuerda a las película:  Swiss Army Man (2016) donde la línea argumental evoluciona de manera imprevisible dentro de una isla desierta y Horns (2013) donde con gran cantidad de humor negro a un hombre le salen unos cuernos de demonio y aplica su venganza. A lo mejor es que soy yo una persona muy despistada, pero no es fácil diferenciar a Harry Potter de Frodo cuando van de “incógnito” en una película no fantástica.

Elijah Wood con aspecto de Trapero es lo más saliente de la película. Su aspecto a lo C. Tangata (muy acorde con su personaje) da credibilidad a un pringado, un ex alcohólico con una vida carente de sentido. 

Solo salen tres mujeres en pantalla: Una forense (para hacer ver al protagonista como un desesperado a la hora de tener una relación), una prostituta que practica la dominación de uno de los personajes y una swinger extranjera de la que no entendemos su idioma. También está presente la madre, pero no llegamos ni a oír su voz.

La banda sonora acompaña el ritmo. Es una de esas bases que transmiten tensión y aumentan el drama, sin resultar pesada o provocar el susto fácil.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

TRÁILER V.O.

Written by Oscar Hidalgo

Comments