Título original: The Grand Seduction
País: Canada

Primera proyección: Canada, 8 Sep. 2013 (Festival de Toronto)
Duración: 113 min.
Director: Don McKellar
Guión: Michael DowseKen Scott
Música: Maxime BarzelPaul-Étienne CôtéFrancois-Pierre Lue
Género: Comedia | Vida rural. Remake
Reparto: Brendan GleesonTaylor KitschLiane BalabanGordon PinsentAnna HopkinsRhonda RodgersMark CritchMichael TherriaultMary Walsh

“[…] Uno se pregunta si es necesario hacer un remake de una película de hace tan solo diez años […] El gran problema de La gran seducción es que no seduce, a pesar de los esfuerzos del reparto y de alguna situación con algo de gracia […]”

La gran seducción es el remake de la película de la parte francesa de Canadá del mismo nombre. Trata de un pequeño pueblo de pescadores en horas bajas que, para conseguir que instalen una fábrica de la industria petrolera en su pueblo (daría empleo a todos los habitantes), necesita tener obligatoriamente un médico residente.

Con ese fin, provocan que un médico visite la localidad y los vecinos se dedican a hacer toda clase de triquiñuelas para que se enamore del lugar.

Para empezar uno se pregunta si es necesario hacer un remake de una película de hace tan solo diez años, al fin y al cabo del mismo país, a la que por lo que he podido averiguar no aporta prácticamente nada.

Centrándonos en la versión de este año; Murray, Brendan Gleeson (Al filo del mañana, 2014) y los hombres de su generación tienen una idea idealizada de sus antepasados, respecto a cómo se merecían el plato de su mesa y el calor de su esposa trabajando 14 horas diarias en la pesca en la que ellos han tenido que parar de trabajar porque ya no hay peces, en parte gracias a la industria en la que pretenden trabajar.

Tienen el pueblo descuidado y no se preocupan de hacer nada con su vida excepto cobrar un subsidio y esperar que su deshonra sea arreglada por el alcalde que, harto de la situación y viendo complicado el tema del contrato para la fábrica, se marcha en plena noche. Murray, dolido por la marcha de su esposa -que ha decidido mudarse a la ciudad donde le han concedido un empleo y dispuesto a que nadie tenga que abandonar el pueblo- toma el mando.

El gran problema de La gran seducción es que no seduce, a pesar de los esfuerzos del reparto y de alguna situación con algo de gracia, al filme le falta chicha y también ese encanto que puede encontrarse en la localidad y los personajes de ficciones como Doctor en Alaska o Twin Peaks.

Ningún personaje es suficientemente interesante y el avance de los acontecimientos no ayuda demasiado a cogerles cariño.

La película no aporta un mensaje demasiado bueno, hacer lo que sea posible: mentir, cometer delitos, etc. para no salir de la burbuja fuera de la que alguno no ha asomado la cabeza en su vida y los otros se sienten inseguros y prefieren quedarse con lo que ya conocen introduciendo en ella lo que sea necesario para que no se rompa.

 Distribuida en España por A CONTRACORRIENTE FILMS.
Vista en PASE DE PRENSA el 4 de Julio de 2014 en Cines Verdi, Barcelona.

 

Nota del autor:
4,0 ████  (Mediocre)
 Película en CARTELERA a partir del 19 de Septiembre de 2014.

 

Written by Iris Martínez

Comments

1 Comment

Pia Torres

¡Qué buena historia! Pocas veces un remake llega al nivel de la película original. En el caso de “La gran seducción”, logra mantener (y mejorar, en algunos momentos) lo que ya pudimos ver hace 10 años de la mano del director Jean-François Pouliot. En esta nueva versión seguimos sin salir de Canadá, aunque cambiamos el francés por el inglés. La propuesta actualizada de Don McKellar nos vuelve a situar en un pequeño pueblo costero de Quebec, donde sus habitantes tratarán de ‘seducir’ al nuevo doctor para que se instale permanentemente. Este remake se gana a pulso la categoría de ‘cine para toda la familia’ gracias a los recurrentes tópicos y divertidas escenas que se suceden sin cesar. Sin embargo, la película vuelve a caer en los tópicos propios de las películas rurales, como la idea de que la gente verdaderamente auténtica vive en los pueblos. En definitiva, nos presenta un pueblo hecho a la medida del personaje de T. Kitsch, pero realmente trata de convertirse en el destino perfecto para el espectador. Ver esta propuesta nos asegura, dos horas de deliciosa comedia rural, junto con unas irresistibles ganas de viajar lejos de la gran ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *