Título original: Silencio en la nieve
Títulos alternativos: Frozen Silence (Internacional)
País: España
Primera proyección: España, 16 Dic. 2011 (premiere)
Duración: 114 min.
Director: Gerardo Herrero
Guión: Nicolás Saad (Novela: Ignacio del Valle)
Música: Lucio Godoy
Género: Comedia. Acción.

Reparto: Juan Diego BottoCarmelo GómezVíctor ClavijoAndrés GertrúdixFrancesc OrellaSergi CallejaJordi AguilarAlex Spijksma

“[…] Una película de Rebajas de Enero que pasará a mejor vida tras finalizar la temporada de invierno […]”

Una crítica de FRANCISCO DE GUZMÁN | Colaboración enviada

Año 1943. En el frente de Rusia nuestra División Azul hace sus pinitos justo en el momento en que las tropas rusas avanzan como una apisonadora. Se producen una serie de asesinatos dentro de la División y aparecen los muertos con inscripciones producidas por cortes en el pecho… “mira que te mira Dios”… “mira que te está mirando”… Encargan la investigación de los mismos a uno de los soldados, un tal Andrade (Juan Diego Botto) antiguo policía en España que comienza a unir todos los cabos llegando a la conclusión que son producto de masones aunque sin descartar la hipótesis de que se trate de agentes pro-soviéticos infiltrados.

El juego de la violeta (la ruleta rusa, también protagonista en la película) representa una serie de situaciones muy llamativas y desagradables, interesantes pero una auténtica pesadez, por la cantidad de tiempo y por la repetición de las escenas que llegan a ser una auténtica plasta. En el conjunto, varias lagunas sin aliciente que llevarse a la boca, escenas repetitivas, buen actor el Sargento (Carmelo Gómez: “La noche de los girasoles“, 2006), buenos exteriores, pero en general una película de Rebajas de Enero que pasará a mejor vida tras finalizar la temporada de invierno.

Lo mejor, aparte de los 4 euros de palomitas ingeridos en la sombra, la dirección artística. Lo peor, los efectos especiales, en especial las bombas que explotaban y ni se movía ni la tierra, dando la impresión de ser bombas fétidas.

En fin, que a pesar de ser una película narrada con un firme pulso, consigue ser relativamente rentable por su carácter de primicia de la Historia y por el interés de una trama criminal basada en la venganza y de las traiciones.

Nota del autor:
5,0
 █████ (Pasable)
Promedio de notas:
5,2 █████ (Pasable)

Filmaffinity: 5,6 | CINEol: – | IMDB: 4,7 | LGEcine: 5,3

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
Evitando cualquier tipo de inclinación ideológica que enturbie la realidad, el destacamento de voluntarios españoles enviado para combatir bajo mando nazi en la Segunda Guerra Mundial y conocido como la División Azul (o la 250 división de infantería integrado en el Ejército terrestre de la Wehrmacht) es de merecido estudio y conocimiento tanto por lo que estas tropas consiguieron como por aquello a lo que se enfrentaron: nada menos que les tocó bailar con la más fea, siendo enviados directamente al Frente Ruso. En esta película no queda reflejada en absoluto la valentía o entrega de esos españoles que lucharon por lo que creían y no dudaron en dar su vida para aferrarse a sus convicciones, que no discuto si eran acertadas, radicales o difusas por el tiempo en el que se desarrollaban. Y si ese reflejo no se ve contrastado aquí es porque la realización escoge una línea argumental que puede considerarse como estúpida: en pleno frente ruso, con los cadáveres contándose por centenares, la máxima preocupación de una división es la de encontrar al culpable de un par de asesinatos. Además, emplea un tiempo considerable en escenas que se convierten en repetitivas por el abuso de su ejecución. La película entretiene, gusta Carmelo Gómez sobre todas las cosas, grandes minutos los pocos que tiene Francesc Orella, tiene una gran fotografía, está rodada en un inmejorable enclave, pero no llena, no aporta. Una vez terminada, se olvida, se evapora. 5

Written by LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.