Beautiful Boy (Felix Van Groeningen, 2018) – 111 min. –

Esta película es una crónica de la situación familiar ante una dependencia de consumo de drogas por parte de uno de sus hijos, desde la mirada del padre. Todo el film está basado en la novela “Mi hijo precioso. El viaje de un padre a través de la adición de su hijo” de David Sheff.

 

N. del A.: En esta crítica habrá una fuerte influencia del contexto de laboral del autor de la crítica. Otros elementos como pueden ser el desempeño de los actores, la banda sonora o la riqueza visual quedan en un segundo plano para favorecer un elemento primordial: Esta película muestra una buena representación de la realidad social a la que hace referencia.

 

Uno de los puntos fuertes de esta película es como nos presenta la evolución de una familia codependiente (*) a una familia que conoce la enfermedad, poner límites y anteponer el cuidado del resto de miembros del grupo familiar cuando es necesario.

(*) Una familia codependiente en un contexto de drogodependencias es aquella que bajo sus actos de cuidado pierde autonomía y centra la mirada en la persona adicta de una manera obsesiva.

Hace un fiel retrato del sistema de narcóticos anónimos. Nos presenta un primer ingreso con 18 años (Ejemplificando el resto de usuarios como personas con una diferencia de edad muy grande) y la recaída que supone al tener por primera vez más autonomía. A lo largo del film nos muestra posteriores intentos, dejando ver la realidad de la no posibilidad de rehabilitarse sin ayuda y de manera autónoma. En definitiva nos muestra la adicción como una enfermedad crónica, en la que los pacientes tienen unas responsabilidades y unos cuidados de la misma.

El contexto social es un punto que diferencia esta película de otras muchas. Nos muestra una familia reconstituida de clase media-alta estadounidense. Nos transmite el drama social vivido por unas personas que tienen recursos económicos para hacer frente a la situación pero que no comprenden la realidad de la adicción. Así la cámara se centra en el padre para hacernos ver su evolución, desde una persona que niega el problema, o centra la mirada en el hijo hasta alguien que reconoce sus propias necesidades, acude a grupos de padres y pone límites en favor de sí mismo y del resto de la familia.

Estamos ante un caso inusual de película. El centrar la mirada en el núcleo familiar varía la perspectiva del film. No estamos ante una recreación del consumo como la representación de una generación (Trainspotting, 1996) ni ante la representación de las adiciones como un camino hacia la marginación social sin retorno (Requiem por un Sueño, 2000). Quizás lo más parecido lo tengamos en la película española (Heroína, 2005), donde vemos el proceso de las familias fundadoras de Érguete pero con una mirada más política, donde se apunta más hacia el narcotráfico y menos hacia la relación familiar.

También tiene buenos actores, la banda sonora es adecuada. Y se hace un poco larga.

VISTA EN PASE DE PRENSA en los cines PHENOMENA el 8 de marzo en Barcelona

Distribuida en España por DIAMOND FILMS ESPAÑA

Nota del autor:
8,0 ███████ (Muy buena)

La película está en CARTELERA desde el 15 de marzo de 2019.

TRAILER:

Written by Francisco Xavier Cela

Comments