Vaya por delante un fuerte aplauso por ciertos aspectos realmente impresionantes del film como son la secuencia en Times Square, la acertada elección de Keaton para el papel protagonista o la intensidad de algunos diálogos. Y ya está –y aunque algunos de nuestros redactores opinen que cometo una herejía– , hasta aquí mi aplauso. Dicho esto, activamos el modo hater

 

Viendo Birdman uno empieza a pensar que incluso, Interstellar es buena.

 birdman_001

Contexto

 

1- The Lego Movie

No, lo siento, pero por aquí no paso. La mejor película del año es La Lego Movie. Que ni apareciese en la categoría de animación, fue un crimen a la altura de la no-nominación de Louie en los Globos de Oro de este mismo año. Cosas que por principios animan a uno a no tener en cuentas estas galas.

 

2- Existe Boyhood

¿Es necesario repetirlo otra vez? Va si. Es una película rodada en 39 días, durante 12 años. Dentro de 12 años, a ver quién habla de Birdman. El cine, como máximo representante del arte como rec-uerdo, llega con Boyhood a tocar el cielo. Boyhood no solo es un retrato del paso del tiempo, sino que su construcción en lo cotidiano y el tedio nos remueve la conciencia y uno alucina con que buen juicio se eligieron las escenas. Imposible saber donde te llevará cada escena. A cada proyección que uno hace se lleva un zasca en toda la boca, un zasca en forma de paso del tiempo. Leía una crítica que resumida seria un “¡pero si no sucede nada!”. La miopía en estos casos es abrumadora. “Lo que sucede” es el tiempo, que todo lo borra, todo lo allana, lo devora, lo mastica y lo expulsa a golpes de rutina y de despertares. Madre mía, que no se confunda nadie, el prota aquí es Cronos.

 birdman_002

3- El Gran Hotel Budapest

Aunque no simpatizo especialmente con esta película, el mérito, la valentía, la seguridad y la autoría de Wes Andeson son de traca. Vamos, que los tiene cuadrados, como el formato de su film, y que no se lleve ni la mejor fotografía es otro escándalo. Que le hayan dado a mejor maquillaje y mejor vestuario, confirma mi sospechas; en Hollywood miran al dedo. A ver que día, el amigo Iñá se hace una película cuadrada.

 

Forma

 

4- ¡Uh! ¡Es un plano secuencia!

Llevamos más de 100 años haciendo películas, si a estas alturas, Hollywood no sabe rodar planos secuencia, tenemos un problema. Un recorrido por la historia del cine nos recuerda que existen, desde sus inicios, estos tour de force cinematográficos. Busquen en Murnau, en Dreyer, en “Sed de mal” (1958) de Orson Welles o en las intros de Scorsese. Si quieren gozarlo en grande, busquen “El Arca Rusa” (2002) de Sokurov (donde aparecen del tirón 2000 actores en 33 espacios distintos) o si ir más lejos, vayan al final del cuarto capítulo de la serie True Detective, donde se da una lección de Historia de la Televisión. ¿Y saben cual es la diferencia entre estos y Birdman? Adivinen. Que Birdman miente. Uno no puede distinguir donde empieza la maestría coreográfica y donde termina la tecnología. Yo le daba el premio a apple o a quién esté detrás de tanto efecto digital, y en todo caso, a mejor película de animación. Sea como sea, dominada y aplaudida la técnica, es preciso exigir una justificación, y en mi opinión, en Birdman la hay.  Pero no me quiero precipitar. (Leer punto 8).

 birdman_004

5- El ritmo frenético

Dando por seguro que en las bambalinas de Broadway no hay tiempos muertos Iñárritu, construye un film sin respiro. El mejicano tiene un particular terror al pensamiento crítico. Y el gol es por la escuadra. La jugada se basa en no dejar meditar ningún plano. Bueno, miento. Hay uno que si. Uno. Un solo miserable plano que todos recordamos como esa gota de agua en medio del desierto; el momento pasillo vacío. El cerebro lo agradece tanto que es imposible olvidar ese momento. Fue la única vez que uno puede pensar en algo. Verla dos veces se convierte en imprescindible. Así como cerrar los ojos de vez en cuanto y generar tus propios fundidos a negro, como hacia un buen amigo mío. Bravo por Iñárritu. Los productores contentos y la Academia aún más. Todo lo demás es repetición.

 

6- Eisenstein se remueve en su tumba

¿Donde queda el montaje? Uno se imagina al montador en la sala de montaje fumando puros, esperando que terminen el rodaje, entra uno con los 10 clips y le dice “mira, chaval, pónmelos todos juntitos y vete a dormir, ya nos quedamos con los de sonido dándole forma”. Fuera tonterías, existe una muy pobre o prácticamente nula relación de imágenes.

 birdman_005

7- La voz en off

Este recurso abusivo subraya mi teoría del poco cine que hay en la película. Cuando no sabes relatarlo en imágenes lo escribes en pantalla (“Al cabo de un año”) o le pones una voz en off, en este caso, repetitiva hasta la náusea. Por lo general, la agradezco y me gusta, suele funcionar muy bien, pero a las cosas por su nombre. ¿O lo explicas y cuentas cuentos o lo enseñas y haces cine?

 

Fondo

 

8-El teatro

El uso del plano secuencia me parece acertado e incluso justificado. Siendo el teatro el marco donde se relata la historia, y viendo que el objetivo es retratar las incertidumbres de un actor y su relación con los demás, no se me ocurre mejor forma de tratar al teatro con teatro filmado. Sin cortes y sin cine. Bresson dijo una vez en sus “Notas sobre el cinematógrafo” que Ningún maridaje del teatro con el cinematógrafo sin el exterminio de ambos. Mi impresión va por aquí. O haces cine o haces teatro. Distinguir entre estas dos prácticas artísticas no supone la superioridad de una por la otra. Es un error común que en nuestros tiempos aún no se ha superado. No lo digo yo, lo dice Bresson, Bazin, Godard o Tarkovsky. Es preciso saber en qué liga juega cada una. Hay para mi grandes películas que practican el teatro filmado y son auténticos desiertos cinematográficos; Hurlyburly (1998), Smoking Room (2002), Hard Candy (2005) o La Soga (1948) mismo.  No quiero insistir, pero en mi barrio hay funciones, en directo y sin cortes que te mantienen con el mismo estado frenético. Les llaman vodevil, creo. 

birdman_006 

9- Los actores

Amantes de Birdman, corren rumores de que existen unas movidas que son en plan plano secuencia de más de una hora, en un mismo espacio. Rollo cuatro paredes y ya, ¡y la cámara ni se mueve! Creo que lo llaman teatro. Allí los actores y las actrices son increíbles. Lo hacen del tirón y sin pausas. Dicen, que algunos están en escena más de una hora. Pam, con el público delante durante toda la función. Flipa.

En Birdman aguantan unos veinte minutos que no es poco. Eso si, debo decirlo, los personajes carecen de profundidad, así como toda la obra de Iñá. Norton está sacado de un anuncio de BMW, muy currao si, Ryan, la crítica teatral es de traca y Keaton te trata de imbécil repitiéndote su batalla desde el primer segundo. Miras los primeros minutos, vuelves a la hora y media y el tío continua igual: pajareándose, claro. La estrategia es la siguiente, metes a cuatro energúmenos en un espacio cerrado más de una hora y pumba, vodevil al canto. Ostras, ¿ya lo dije? Estoy empezando a coger los vicios del mejicano.

 

9.1- Emma Stone

Si aún no te he convencido y lees con indignación, lo que vengo a decir ahora mismo, ya te va a convencer de que estoy en otra orbita: Emma Stone da cierto asquete. Ya está. Ya lo dije. Cosas personales para encender al personal y poco más.

 birdman_007

10- El final de la peli

¿Es necesario decir alguna cosa? Por un momento Iñárritu tiene un muy buen final, pero de pronto el miedo se apodera de él y decide huir saliendo por la ventana más cercana. Amenábar es más arriesgado.

 

Autoría

 

Como se puede intuir, mis problemas no van contra la película, van más hacia Iñárritu, (Iñá, para los amigos).

 

11- Iñá quería el Oscar

Su trayectoria en esta dirección ha sido clara. “Amores Perros”, lo catapultó a la escena internacional y partir de aquí va dando palos de ciego a ver qué formula le lleva a la alfombra. Siempre hay algo de apestoso cuando criticas las superproducciones de Marvel o DC y juegas con las mismas reglas. Iñá pega un golpe en la mesa, hace callar a los comensales y mientras todos le miran sorprendidos, exclama: “¡eh chavales! ¡que el cine es algo más que superhéroes y explosiones! ¡Que el cine son buenos actores y grandes interpretaciones!”. Es decir, ¿teatro? pregunta uno. “No exactamente, es como el teatro pero con mucha pasta, la idea es que no se note”. El amigo lo tiene claro, no se hace una peli con una guerrilla de actores mejicanos, no, se alquila Times Square y lo hace por todo lo alto, con la pasta mansa de los que critica. Pues mira, sin Batman no serias nada. Así que menos criticar a los superhéroes que te dan de comer y más pensar en quién estamos educando.

 birdman_008

12-Se la prohíbo a mi niño interior

Verán, en el circo, recuerdo había varios shows separados con sus pausas y sus introducciones, y así, había momentos de tensión (equilibristas), de fascinación (domadores y sus pobres animales), de risas (payasos) y al final, salían todos a saludar y uno no sabía donde mirar. El momento, entre aplausos, era abrumador. Pues bien, como yo lo veo, Iñárritu se disfraza de maestro de ceremonias y obliga a sus compañeros de circo a salir a saludar y a hacer el show al mismo tiempo y durante 2 horas. El público no sabe donde mirar y el estrés es máximo. Hay que volver a verla, dicen al salir. Démosle premios a la hiperestimulación y luego quejémonos de que los hijos no paren de joder con la pelota. Si el crio se acostumbra a eso, no habrá pastillas para calmarlo. Dos más dos cuatro. Si le das tanto estímulo sin contenido, se acostumbra y devora sin meditar. Lo demás sabe a poco y nace el ansia. ¿He dicho que La Lego Movie es la mejor película del año? En esta, a diferencia del maldito pájaro, el fondo es profundo, fecundo y precioso. vo-truc-Cons-ti.
birdman_003

Written by Pol Mallafré

Comments

1 Comment

Ale

Solo un apunte: No alquiló Times Square. Rodó la escena en 4 tomas sin cerrar trafico de coches ni personas. Ya que quieres ser crítico/periodista de cine no viene mal que, si vas a masacrar cualquier película desde una web, te informes primero. Por loémenos así tendrás algo con lo que justificarte. Que si no ejerceis con el peligro de un mono con dos pistolas. Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *