Título original: Skyfall
País: Reino Unido
Duración: 143 min.
Director:
Sam Mendes

Guión: Neal Purvis, Robert Wade, John Logan (Personaje: Ian Fleming)
Música: Thomas Newman

Skyfall, coincide con el cincuenta aniversario de esta larga, incansable y sobretodo, rentable saga del agente secreto 007, James Bond. Para ello, el film de Sam Mendes pone toda la carne en el asador y no escatima en mostrar cómo una vez más, 007 tiene que superar todas las adversidades a las que se enfrenta.

El MI6 sufre un ataque terrorista que deja al servicio secreto británico indefenso. Con James Bond (Daniel Craig) desaparecido en combate y M (Judi Dench) sin alternativas, Inglaterra corre un grave peligro. Solo el retorno de Bond podrá frenar las oscuras intenciones de Silva (Javier Bardem), un tenebroso individuo escondido en las sombras.

En esta ocasión, o al menos a mi parecer, han querido que esta entrega se centre especialmente en comparar casi de forma obsesiva el pasado con el presente, lo viejo y lo nuevo, lo clásico con lo moderno. Casi la mitad del film se centra en ese James Bond al que llegan a cuestionar (el nunca se lo llega a plantear) y si de verdad ha llegado el momento de dejarlo o por lo contrario, la experiencia y conocimientos son los que deben prevalecer. El tiempo pasa para todos por igual y eso es algo que harán ver a “M”, la jefa del servicio de inteligencia.

Consolidado ya Daniel Craig como James Bond, en esta ocasión, interpreta a un Bond que padece un declive tanto físico como psicológico. Nos encontramos ante un 007 torpe, en baja forma y con una baja moral y motivación. Hechos, que hacen que el protagonista se replantee las cosas. Notable Craig que vuelve a tener la fuerza interpretativa que mostró en Casino Royale.

La gran expectación, era la de ver por parte del público español (e imagino que del resto también), la puesta en escena de Javier Bardem como villano.
De saber si da la talla, si acaba eclipsando a Craig o no, etc. Pues bien, Bardem si que acaba eclipsando durante algunos momentos en el film a Daniel Craig, con una presentación magistral que deja claro al espectador que no va a ser fácil vencerle. Pero después, se deshincha. Como quien intenta vendernos una chuchería, argumentando que va a ser la mejor que hayamos comido y una vez degustada, vemos que nos han vendido la moto. Esto es lo que sucede con el personaje de Silva, un villano que pese a ser de gran nivel, acaba teniendo un desenlace final algo mediocre.

Pienso que lo más importante de Skyfall es que como film supone un punto de inflexión y una regeneración a su vez, pero de forma absoluta y no en pequeñas dosis como ya hemos ido viendo en las dos entregas anteriores. Se cierra un ciclo para empezar otro. Yo no se si los que llevan la franquicia habrán acertado o no. La respuesta quizás la tengamos en la siguiente entrega. De momento lo único que puedo decir es que tengo ganas de ver más.

Nota del autor:
7,0 ███████  (Buena)

 

Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *