Este mes nadie se podrá quejar de que no os doy dónde elegir. Ocho recomendaciones para sobrevivir al fin del verano metido un par de veces por semana en el cine.

 

Jersey Boys (2014)

Sinceramente, es una de esas películas de época de Eastwood que no apetecen. Pero es una leyenda viva, no sabemos cuándo nos va a faltar y es mi director favorito. Por todo lo que ha dado, porqué ha tenido un papel protagonista en la historia del séptimo arte, hay que ir a verle siempre .

 

Boyhood (2014)

Hay que reconocer que Richard Linklater es un cineasta interesante. Se le ha visto triunfar en toda clase de géneros: romántico (Antes del amanecer 1995 y sus dos continuaciones), comedia (Escuela de rock 2003), suspense (La cinta 2001) e incluso animación (Waking life 2001 , A scanner darkly 2006). Y este es uno de sus proyectos más ambiciosos si tenemos en cuenta que lo ha rodado en 39 días repartido a lo largo de 12 años para seguir la evolución de su protagonista, Ellar Coltrane (Fast food nation 2006). Parece diferente a todo en el buen sentido, así que no me lo pierdo.

 

A mosted wanted man (2014)

Una de espías basada en un libro de John le Carré y con reparto de lujo: Philip Seymour Hoffman, Rachel McAdams, Willem Dafoe, Robin Wright,…A bote pronto muy atractiva. Con esos elementos debería ser suficiente como para considerarla una apuesta en firme. Podría pasar que el guion no fuera bueno y no enganchara, proporcionando poca cosa que llevarse a la boca a nivel dramático, pero aun así quedarían un buen puñado de interpretaciones de altura. El balance da positivo.

 

Circuito cerrado (2013)

Thriller con guión de Steve Knight, que escribió la genial Promesas del Este (2007) y más recientemente Locke (2013), pese a ser también autor de Redención (2013), que descartamos hace apenas unos meses por tratarse de una propuesta demasiado mamporrera (El repaso de mayo 2014). Circuito cerrado parece de su cosecha buena. Rebecca Hall y Jim Broadbent son aval como para intuir que la historia tendrá chicha (con el actor Eric Bana nunca se sabe).

 

El corredor del laberinto (2014)

Si es que no lo puedo evitar… una película de Sci-Fi situada en un laberinto; no sé decir que no pese a ser consciente de que probablemente será un producto dirigido a adolescentes tipo Los juegos del hambre (2012). Uno debe ser consciente de sus debilidades y aceptarlas, así que no me la pierdo.


When the Game Stands Tall (2014)

Hay pocas películas sobre Fútbol Americano, así que cuando aparece una que comparan con la maravillosa serie de la NBC Friday Night Lights (2006-2011) da como para emocionarse y todo. El inconveniente es que poca gente no estadounidense es ducha en la normativa de este deporte, así que puede encontrarse con que en los momentos de juego se le quede cara de Paquirrín viendo resolver problemas de trigonometría. A poco que sepáis distinguir un Touchdown de un Safety, id a verla.


La entrega (2014)

Con guión de Dennis Lehane, celebrado autor de la serie de Kenzie & Gennaro además de títulos como Mystic River (2001), y las interpretaciones de Tom Hardy y del malogrado James Gandolfini, La entrega se presenta como la propuesta de cine negro a ver este mes. Los amantes del género seguro que la están esperando desde hace tiempo.


La isla mínima (2014)

Pese a su premisa más que trillada, esta huele a que es más de lo que parece. Ayuda saber que la dirección está en manos de Alberto Rodríguez, autor de las aclamadas 7 vírgenes (2005) y Grupo 7 (2012) y que co-escribe el guión con Rafael Cobos, que también le acompañó en el desarrollo de los libretos de las mencionadas. Suelen estar a la altura y no creo que defrauden esta vez.

 

 

Mis renuncias

Si las recomendaciones eran abundantes, los descartes están a la par. “De todo debe haber en la Viña del Señor”, ¿no?. Leed con atención que este mes hay mucho que ver como para extraviarse en una de las que vienen a continuación. 

 

Hércules (2014)

Típica película de acción basada en los mitos griegos al estilo de la nueva Furia de titanes (2010), que básicamente intentan subirse al carro del éxito de 300 (2006) sin entender que nada tienen que ver con esta, que gustará más o menos pero tiene sello propio y ha calado en el imaginario social. Dwayne “The Rock” Johnson interpreta al semidiós, y por músculos no será, pero puestos a elegir me hubiese quedado con Jason Momoa (Conan 2011).

 

Casi humanos (2013)

Con un póster más propio de la pura Serie-B ochentera destinado a cubrir la puerta del videoclub más roñoso de un barrio periférico, Casi humanos parte de una premisa que está a la altura del susodicho. Que se estrene en salas es todo un misterio más interesante de resolver que el que seguro planteará la trama. No voy a verla ni bajo prescripción médica.

 

Ojalá estuvieras aquí (2014)

Comedia independiente de corte “modernete” que tiene pinta de creerse muchísimo más guay de lo que es y que dudo mucho que consiga arrancar media risa a alguien que no vaya dispuesto a entusiasmarse para luego contar a sus amigos hipsters que ha ido a los Cines Verdi a verla en V.O.

 

Si decido quedarme (2014)

Complicado no hacer un chiste barato con el título… aunque en este caso lo que realmente parece de saldo es el guión. Drama adolescente preparado para obligarte a llorar, de esos que solamente les falta que salga el regidor con un cartel anunciado que en ese momento es cuando toca echar la enésima lágrima. ¡Qué desperdicio que un portento de actriz como Chloë Grace Moretz se pierda en este tipo de proyectos!.

 

Joe (2013)

Cuidado, que Nicolas Cage se pone trascendental en una cinta independiente. Por los bandazos que va pegando su carrera juraría que le escoge los papeles un mono lanzando los dados. Cage hace muchos años que debería de haberse dejado de tomar en serio, que es el único modo en que puede ofrecer algo digno, como en Kick-Ass (2010). Mientras tanto, su aparición en pantalla es como un cartel de “Peligro, no cruzar”.

 

Así en la Tierra como en el Infierno (2014)

Este tipo me engañó una vez. Os cuento: iba yo distraído a pasar la tarde al cine sin saber muy bien qué ver – ya que aún no existía El repaso, claro – , y ahí apareció un cartel de La trampa del mal (2010) que rezaba “De la mente de M. Night Shyamalan”; por aquel entonces eso aún tenía un significado positivo, y haciendo caso omiso a la advertencia del título, piqué como un pardillo. Y aunque sea darle vueltas al juego de palabras, la recuerdo como la película más tramposa, en el mal sentido, que he visto en mucho tiempo. Esta vez no me cogerás desprevenido, John Erick Dowdle.

 

Así nos va (2014)

Rob Reiner era un director capaz de rodar cañonazos como La princesa prometida (1987) o Algunos hombres buenos (1992), pero parece que con la edad le está empezando a tirar más ese neo-subgénero que tendré a bien llamar “Comedia del geriátrico”, y que consiste en juntar entre dos y cuatro estrellas de Hollywood que pasen de los setenta y hacer una comedia más blanda que una pelea entre el osito de Mimosín y el cachorro de Scottex. Así, el anteriormente celebrado Reiner, ya ha soltado Ahora o nunca (2007) y va a por nosotros con Así nos va. Rob Reiner, tú antes molabas.

Hoy en día y gracias al gobierno imperante, ir al cine sale por un buen pico. Eso hace que uno deba escoger bien en qué sala se mete, ya que ir a ver una película significa dejar de ver otras que a priori también apetecen. En esta sección haré un pequeño análisis de los estrenos del mes que sin haber visto aún tienen pinta de imprescindibles.

Written by Eloy Cabacas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.