Banner Renoir

Título original: Renoir
País: Francia
Primera proyección: Francia,  25 May. 2012 (Cannes Film Festival)
Duración: 111 min.
Director: 
Gilles Bourdos

Guión: Gilles Bourdos
Música: Alexandre Desplat
Género: Drama. (Biográfico)
Reparto:
 Michel BouquetRomane BohringerThomas DoretMichèle GleizerVincent RottiersChrista Theret

“[…] Hubiera sido interesante que el director se hubiera adentrado un poco en la vida de ese Jean Renoir cineasta que conocemos […] Cada plano que aparece en la cinta parece un auténtico lienzo. La fotografía que posee esta cinta es extraordinaria, muy al nivel quizás de alguna de las últimas cintas de Terrence Malick […]”

Póster RenoirUna maravilla de cinta se mire por donde se mire que a mi parecer le falta dos cosas: la primera es que hubiera sido interesante que el director se hubiera adentrado un poco en la vida de ese Jean Renoir cineasta que conocemos y la segunda, dar más o menos protagonismo a Coco Renoir, el chiquillo que aparece al principio, sin tener que fulminarlo de repente, pasando de parecer a tener importancia a ser una mera sombra. 

Y si, digo maravilla porque casi cada plano que aparece en la cinta parece un autentico lienzo. La fotografía que posee esta cinta es extraordinaria, muy al nivel quizás de alguna de las últimas cintas de Terrence Malick como “El árbol de la vida” (2011) o “To the Wonder” (2012). Un triángulo formado por Michel Renoir, Jean Renoir y la joven Andrée Heuschling ambientado en 1915 en la Costa Azul.

La historia comienza con la visita a la finca de los Renoir de Andrée Heuschling, quien viene a ofrecer sus servicios para posar como modelo para ser dibujada por Michel Renoir, quien acepta de buen agrado su presencia. El tiempo pasa en la finca, siendo la llegada inesperada de Jean Renoir, lo que alterará las vidas de todos los que viven ahí dentro, en las que florecerán sentimientos, pasiones y atracciones.

Cuesta olvidarse de Christa Theret (“La brindille“, 2011), la joven protuberante y de espléndida belleza que en la película encarna a Andrée Heuschling, a la que vemos más de media cinta en paños menores. Pero, aparte de ser hasta cierto punto agradable eso, la actriz nos deja claro que sabe interpretar, dando vida a una mujer que los tiene bien puestos, con las ideas claras y que sabe que no quiere ser una mujer cualquiera en un mundo donde el hombre manda de cabo a rabo. Michel Bouquet (“Toto, el héroe“, 1991) por su parte da vida al gruñón y enfermo Pierre-Auguste Renoir, quien padece cada vez más a la hora de pintar debido a una grave artritis.
Fotograma Renoir IA su vez, le preocupa que su hijo vuelva al frente, siendo quizás un duro golpe para él. Por último, Vincent Rottiers (“Last Winter“, 2011) encarna al joven Jean Renoir, el cual vuelve de permiso para recuperarse de una herida en la cadera que le produce una cojera de la cual será difícil reponerse. Este acontecimiento le otorga la oportunidad de librarse de volver a combatir en el frente, no siendo consciente de la suerte que ha tenido. No obstante, cree que lo justo es volver hasta que aparece Andrée Heuschling, de la cual queda prendado.

Visualizar “Renoir” es contemplar en constancia de los bellos paisajes frondosos de la bella Francia de 1915, en los que el director ha querido transmitir paz, serenidad y silencio durante el metraje. Como si ese lugar se hubiese desentendido completamente de lo que estaba sucediendo en aquel país. Únicamente la conciencia de los protagonistas es la que nos hace ver la realidad, la que ellos viven, en la que se sienten afortunados pero desgraciados a su vez (véase a Pierre-Auguste Renoir).

Otro de los aspectos que me ha encantado es la forma en la que transmiten sus sentimientos los protagonistas, los cuales con una mera expresión facial o una postura ya es capaz de decirnos más de lo que es capaz cualquier palabra. Incluso los lienzos que dibuja el propio Auguste Renoir parecen decirnos lo que siente en cada momento.
Fotograma Renoir IITambién me ha gustado mucho esa relación padre-hijo, la cual es de mutuo respeto, en la que existe una especie de tabú o forma de evitar de lo que no les gusta, ya sea por vergüenza a decirse el uno al otro sus errores o simplemente por evitar hablar del asunto en cuestión.

Sería una deshonra por mi parte no hacer mención una vez más a la extraordinaria composición musical de Alexandre Desplat (“El discurso del Rey“, 2010), quien como buen maestro que es ya, ha sabido entonar las melodías adecuadas para ambientarnos en una atmósfera tranquila, bella, en la que el paisaje domina y te acaba engullendo. El francés pone la guinda abordando unos temas que he querido escuchar al acabar la cinta, ya que son magníficos. Dignos de recordar, como la cinta. 

Distribuida en España por GOLEM
Vista en PASE DE PRENSA el 1 de Agosto de 2013 en los Cines Boliche, Barcelona.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
6,7 ███████ (Buena)
FilmAffinity: 5,9 | CINeol: — | IMDb: 6,4 | LGEcine: 8,0

IMÁGENES DE LA PELÍCULA

Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.