BANNER

Título original: Wrath of the Titans
Título alternativo: Furia de Titanes 2 (Chile / México)

País: EEUU
Primera proyección: Bélgica, 28 Mar. 2012 
Duración: 99 min.
Director: Jonathan Liebesman
Guión: Greg Berlanti
Música: Javier Navarrete
Género: Fantástico. Acción (Mitología)

Reparto: Sam WorthingtonLiam NeesonRalph FiennesBill NighyRosamund PikeDanny Huston,Toby KebbellÉdgar RamírezJohn Bell

“[…] ¿Sale a cuenta dedicar todo el esfuerzo al 3D y dejar en un segundo plano el resto? La respuesta es no […] No es ni por asomo mejor que su antecesora […] Tiene notables efectos especiales y un 3D magnifico, pero en el resto es un suspenso […]”


Ira_de_Titanes-275416414-largeDemasiado “políticamente correcto”. Esa es la sensación que me ha quedado al ver la secuela de “Furia de Titanes” (2010), en la que a pesar de mejorar aspectos como el del 3D (más abajo hablaré de ello), tiene un pobre argumento que no han logrado exprimir. Una secuela menos “cruel” que su antecesora que ha decidido recrear a unos dioses y titanes blandengues, con poca credibilidad, pasándose la mitología por la piedra.

Perseo (Sam Worthington), tras haber logrado un consumado éxito como salvador de la ciudad, vive como un pescador normal y corriente junto a su hijo. Todo va bien hasta que de repente aparece Zeus (Liam Nesson), el padre de Perseo para pedirle ayuda a éste. Al parecer, el hecho de que la humanidad haya dejado de creer en los dioses ha hecho que  estos últimos debiliten perdiendo el control de los titanes. A este hecho, hay que sumarle que Kronos, el padre de Zeus es el líder de los titanes y querrá escapar a toda costa del Tártado.

Un decepcionante reparto que no está al nivel por ningún lado. Ni siquiera Sam Worthington (“Terminator Salvation“, 2009), que es el principal protagonista, logra que el espectador sienta un mínimo de interés por él debido a que en no pocos momentos su interpretación provoca aburrimiento. Worthington da vida a un mediocre Perseo que ha de salvar a la humanidad de nuevo. Siendo en esta ocasión su virtud, la inteligencia y habilidad de prever los movimientos de su enemigo. A niveles generales, es una de las peores interpretaciones de Worthington en el cine ya que para mi gusto no está al nivel que esperaba y no da la talla.
Worthington es secundado por Toby Kebbell (“War Horse (Caballo de batalla)“, 2011) quien encarna a Agénor, el hijo de Poseidón.

Es decepcionante ver como físicamente no hay muchas diferencias entre un “perroflauta” y el hijo de Poseidón. Por lo demás, demuestra algunas habilidades como su sentido de la orientación o su capacidad de supervivencia. No voy a continuar ciñéndome a describir a los personajes que interpretan Liam Nesson (“Infierno blanco“, 2012) o Ralph Fiennes porque son una auténtica vergüenza ajena para todo aquel que sepa un poco de mitología.

IRA DE TITANES 3

Parece que todas las fuerzas del film han sido puestas en el 3D que en su día fue duramente criticado debido a que era una estafa en todo su esplendor. Pues bien, cabe decir que en “Ira de Titanes” no se han hecho oídos sordos y han mejorado el asunto y con nota. Pero claro, he aquí el dilema: ¿Sale a cuenta dedicar todo el esfuerzo al 3D y dejar en un segundo plano el resto? La respuesta es no. No, porque de nada sirve que el 3D sea maravilloso si las interpretaciones son mediocres y el guión se pasa la mitología por la piedra.

ira de titanes
Otra baza a su favor son los efectos especiales que utilizan con los que crean con gran brillantez a los titanes y dioses como Kronos o los Ciclopes que realizan una puesta en escena muy buena. Pero claro, en eso se queda todo, porque por muy logrados que estén los titanes o algunos monstruos los cuales no he llegado a saber qué son, acaban por decepcionar. Ninguno posee la crueldad o “monstruosidad” suficiente como para ver a los titanes que se representan como crueles u horribles. Más bien al contrario. Acaban siendo incluso buenos y eso es algo que no cuadra por ningún lado.

En definitiva, “Ira de Titanes” no es ni por asomo mejor que su antecesora, siendo un film que acaba defraudando y haciéndose uno  la pregunta de “¿Por qué he pagado la entrada por eso?”. Tiene notables efectos especiales y un 3D magnifico, pero en el resto es un suspenso.

Nota del autor:
5,0 █████ (Pasable)

 


Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.