Título original: The Pursuit of Happyness
País: Estados Unidos
Duración: 116 min.
Director: Gabriele Muccino
Guión: Steven Conrad
Música: Andrea Guerra

Qué maravilla de película. Me cuesta creer que algo así sea verdad. Y me he emocionado al ver cómo Chris Gardner ha podido tirar adelante con su vida. Un hombre que pese a las adversidades y dificultades que ha tenido, ha sabido ser el mejor ejemplo de superación y a su vez, el mejor padre que he visto.

Una historia que empieza en San Francisco en 1981 con Chris Gardner (Will Smith), un hombre desesperado por vender escáneres de densidad ósea para poder llegar a final de mes. Sin dinero debido a que no logra vender los aparatos necesarios, se verá, junto a su hijo, en una situación de desamparo al no poder pagar el alquiler donde vive. A su vez, probará fortuna intentando conseguir un puesto de corredor de bolsa mientras sigue vendiendo escáneres.

Me parece injusto que Will Smith no se llevara el Oscar a su única (por desgracia) nominación. Pese a que estuvo muy reñida la estatuilla, también hay que decir que hubo bastante nivel, ya que competía con actores de gran calibre como Leonardo DiCaprio (“Origen“, 2010), Peter O’Toole (“Becket“, 1964) o Forest Whitaker. Este último se llevo el galardón por la película, “El último rey de Escocia” (2006).

Will Smith interpreta a Chris Gardner, de unos cuarenta años, con un gran espíritu de superación y confianza en sí mismo, una gran inteligencia y habilidad para relacionarse con la gente. Smith, realiza una interpretación excelente. La otra pieza clave de esta fabulosa historia es Christopher Gardner Jr., el hijo del protagonista, interpretado de forma notable por Jaden Smith, que vivirá el día a día con su padre. Magníficas interpretaciones de ambos, que han logrado que el espectador sienta apego por la historia y por ellos.

Respecto al apartado musical, decir que desconocía por completo la filmografía del compositor Andrea Guerra, quien ha realizado la composición musical de películas como: “Coco Chanel” (2008), “Nine” (2009) o “Hotel Rwanda” (2004). Y aquí, en “En busca de la felicidad”, el Sr. Guerra realiza un trabajo excelente creando una música que junto con las grandes actuaciones de Will Smith y su hijo, elevan la cinta a un nivel muy por encima de lo imaginado.

Me fastidia y repatea mucho leer o ver que dicen que “En busca de la felicidad” es manipuladora o que no es fiel a la historia. Señores/as, les recuerdo que esto es una película, basada en hechos reales de los cuales solo se nos explica una pequeña fracción. Si la historia no es fiel en algunos aspectos, ¿qué más da? Si verdaderamente uno desea saber la veracidad de los hechos y le ha gustado el relato, optará por leer la biografía de Chris Gardner. En cuanto a la supuesta manipulación con la que juega con los sentimientos del espectador, he de decir que no es cierta. Yo veo al personaje que interpreta Will Smith y veo a un hombre cargado de buenas intenciones. Veo a un personaje íntegro, cariñoso pese a que el mundo se le cae encima. Aún así, es comprensivo y muestra todo el afecto que puede con su hijo. No sé, si ustedes creen que hay una “manipulación” debe ser que yo no me doy cuenta y que me gusta que me engañen.

Por cierto, si les ha gustado la película y no han visto “7 Almas” (2008) aún, háganlo. Desde mi punto de vista son “un pack indivisible”.

 

Nota del autor:
9,0 █████████ (Excelente)

.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
“Recuerdo haber visto con mucho agrado esta película, en la que es innegable que el director pretende llegar al corazón del público a través de una atmósfera melodramática, un hecho inevitable teniendo en cuenta los hechos reales en los que se basa el argumento. Will Smith alcanza su cima interpretativa con un papel grandioso, firmemente secundado por su propio hijo, Jaden Smith. Como poco, la película es buena, muy entretenida y llena de sugerentes reflexiones que animan a la gente más humilde dentro de un clima en el que sus personajes se encomiendan a la confianza plena dentro de la unión familiar para resolver sus problemas (derivados de la falta de dinero), resultando enternecedora la relación entre un padre desesperado y su encantador hijo. Personalmente no me tocó la fibra sensible, quizá por cierta previsibilidad, o simplemente porque a cada persona le afecta el mensaje de una película de forma distinta. En cualquier caso, su visionado se agradece, garantizando al espectador (de todos los públicos) un cine elegante, de gran belleza visual y musical”. 7.

Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Comments

No Comments

Andrea

Está pelicula es preciosa. Me encantó y es verdad que Will Smith hace un genial papel sin duda junto a su hijo que llega a conmover al público y sentir un especial cariño por ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *