Título original: Terminator 2: Judgment Day
País: EEUU
Duración: 107 min.
Director:
James Cameron

Guión: James Cameron & William Wisher
Música: Brad Fiedel

“[…] Clásico de acción de los 90 […] Una de esas películas que pueden pasar treinta o cuarenta años y seguirán perdurando […]

James Cameron (“Avatar“, 2009) nos presenta la segunda parte de esta saga de acción y ciencia ficción en la que volveremos a encontrarnos como protagonista principal a Arnold Schwarzenegger: esta vez, en su momento cumbre como actor.

La historia sucede once años después de “Terminator”, donde nos encontramos que ahora el objetivo de Skynet es eliminar al hijo de Shara Connor. En este caso un modelo T-800 CSM-101 (Arnold Schwarzenegger) que es capturado por la resistencia, es enviado al pasado, concretamente al año 1995. A su vez, Skynet envía un modelo más sofisticado llamado T-1000 (Robert Patrick), que tendrá como objetivo asesinar tanto a Sarah Connor como a su hijo John, que es un adolescente algo rebelde, al no tener el soporte de su madre ya que se encuentra en un hospital psiquiátrico. Entre tanto, las dos máquinas irán tras él.

Notables efectos especiales con un gran despliegue técnico y película pionera en utilizar imágenes generadas por ordenador integradas a gran escala en un escenario real con actores reales. Mayoritariamente, para la realización del T-1000 cuando se transforma en cualquier cosa o cuando recibe varios disparos.

 

Gran banda sonora, constante en muchos momentos de la película que quedan grabados en la mente de cualquiera que haya visto este clásico de acción de los 90. El compositor Brad Fiedel nos presenta un elenco de canciones que van de maravilla con la película. Otro de los temas que más gusta es “Bad to the bone” de George Thorogood, perfectamente reconocible en una de las míticas escenas de este gran film.

Grandes escenas de “cuerpo a cuerpo” que siempre se quedarán en la memoria de cualquier persona que le guste esta película, las cuales tienen  la peculiaridad de ser unas secuencias silenciosas en las que no se escucha dolor alguno ni sufrimiento. Escenas que particularmente son magnificas para mí, y de las cuales no vemos muchas en la película.
Otro de los detalles y posiblemente el que más se pasa por alto es su gran vestuario utilizado para la filmación. Es una gozada ver a Arnold Schwarzenegger con la cazadora negra, las gafas de sol y la moto. También es un deleite Robert Patrick vestido de policía conduciendo el coche patrulla.
Creo que “Terminator 2” es de esas películas que pueden pasar treinta o cuarenta años y seguirán perdurando siempre por que tiene todo aquello que suele gustar de las películas de acción futuristas ambientadas en un mundo apocalíptico dominado por las máquinas. Por ser una bella película que nos muestra algo más que dos simples maquinas que matan y ya está.

 

Nota del autor:
10  ██████████ (Obra maestra)

Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.