Título original: A Nightmare on Elm Street
País: EEUU
Duración:
102 min.
Director:
Samuel Bayer

Guión: Eric Heisserer, Wesley Strick (Personajes: Wes Craven)
Música: Steve Jablonsky

“Excelente trabajo de Jackie Earle Haley […] La dirección se ha esforzado en dar una visión más profunda sobre los orígenes de Freddy […] dignifica en gran manera la obra de Wes Craven […] terror en estado puro […]”

Sorprendido y más que satisfecho es como me quedé al ver el remake que dirige Samuel Bayer bajo las órdenes del “remakeador de moda”, el productor Michael Bay. Sí, impresionado al pensar que me iba a encontrar con la típica película “para tomar palomitas” de la que me iba a olvidar nada más salir del cine y darme cuenta después de ver los primeros minutos de lo equivocado que estaba.

El argumento gira en torno a grupo de adolescentes que empezarán a tener pesadillas con un misterioso hombre vestido con un viejo sombrero de los 70’s, jersey de rayas, un guante de cuero con afiladas cuchillas y con el rostro horriblemente quemado. Poco a poco, el grupo de adolescentes se irán dando cuenta que, inexplicablemente, lo que les ocurre a sí mismos en sus pesadillas no desaparece al despertar.

Pesadilla en Elm Street: El Origen” cuenta con varias novedades que hacen que se separe de la línea marcada por Wes Craven y que le da un peso más consistente a su trama. En primer lugar, el espectador podrá sentir auténtico miedo al ver a Freddy Krueger, algo que no estaba tan logrado en la saga clásica (salvo en la segunda entrega) debido a que siempre ha permanecido ese toque humorístico.

En segundo lugar, el excelente trabajo realizado por el actor Jackie Earle Haley (“Watchmen“, 2009), sobre quien recae todo el peso de la película sustituyendo a Robert Englund  como Freddy.

Y por último, ver cómo en esta entrega la dirección se ha esforzado en dar una nueva visión más profunda sobre los orígenes de Freddy Krueger, evitando quedarse en sólo unas pinceladas por encima como ya ocurriría en las anteriores entregas. Detalle que el seguidor de la saga o el simple espectador, agradecerá.

La oscuridad que prevalece en la película potencia aún más la caracterización de Jackie Earle Haley, por lo que será extremadamente difícil ver su rostro o silueta al completo en gran parte del film,  logrando una atmósfera más sobrecogedora y claustrofóbica.

Como curiosidad, decir que para crear al nuevo Freddy Krueger, el equipo de efectos especiales que trabajó en “El Caballero Oscuro” (2008), se encargó de los detalles mínimos generados por ordenador para combinarlos con las prótesis faciales de maquillaje.
La banda sonora corre a cargo de Steve Jablonsky, colaborador habitual del director y productor Michael Bay y que realiza unos temas que no son capaces de resaltar en la película lo suficiente como para ser recordados, pese a su calidad.

En definitiva, nos encontramos con una nueva revisión que dignifica en gran manera la obra que creó hace varias décadas Wes Craven, apostando por un terror en estado puro más que por un gore desvergonzado.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy Buena)

Written by Sergio Cuenca

Cofundador LGEcine

Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *