Sonic the Hedgehog (Jeff Fowler, 2020) – 99 min.

 

Paramount nos trae, en colaboración con SEGA, la primera incursión en el cine del famoso erizo azul que tantas alegrías ha dado al gigante de los videojuegos. No exenta de polémica en su fase de preproducción, Sonic ha resultado ser finalmente una excelente apuesta de entretenimiento familiar que entretendrá tanto a quienes hayan disfrutado del videojuego como a los que no.

La película nos introduce en la tranquila vida que Sonic (Ben Schwartz) lleva en nuestro mundo, después de haber atravesado varias dimensiones gracias a sus anillos mágicos. Gracias a la rapidez del erizo que todos conocemos, ha logrado pasar desapercibido para toda la humanidad, aunque mientras ha ido cogiendo ternura a algunos humanos que no saben de su existencia, especialmente al policía Tom Wachowsky (James Marsden) y a su familia. La cosa se complica para nuestro erizo cuando del día a la noche pasa de ser invisible para todo el mundo a ser un asunto de Estado debido a una sobrecarga eléctrica que generó en una de sus carreras. Por si fuera poco, Sonic pierde sus anillos y debe enfrentarse a su archienemigo el Doctor Robotnik (Jim Carrey), obsesionado con darle caza, y caracterizado por su odio a la humanidad.

Con sus más y sus menos, lo cierto es que la película se pasa tan rápido como lo es su protagonista, y esto se debe a muchos factores: una trama sencilla y trepidante por momentos, un sentido del humor muy marcado e incluso autorreferencial (ojo al easter egg del loco que persigue al ‘demonio azul’) y en general, unas buenas interpretaciones y efectos esperables en una producción de este tipo, que no es poco. Mención especial merece Jim Carrey, que se lleva la palma con la interpretación del villano Robotnik, al que dota de su contorsionismo expresivo y extravagancia.

Un punto fuerte de ese humor que rodea a la película son sin duda las constantes referencias pop que hacen de Sonic: la película un producto disfrutable también para los más mayores. Más allá de lo cómico, lo cierto es que hay contrapesos dramáticos en los personajes. Por un lado, tenemos a un protagonista animado al que se le saca mucho más partido del esperable, con una caracterización muy humana, y unas reflexiones sobre su soledad que harán sentir mucha empatía con el erizo. Todo lo contrario ocurre con su compañero de aventuras, un agente Wiggum en carne y hueso al que el propio Sonic llama “King Donut”. Tan hastiado está de su vida el policía, que en ningún momento le parece mala idea ayudar a un bicho azul parlante a librarse de un científico loco y buscar sus anillos mágicos. Aún así, tiene algunos momentos de gloria y cumple la función de ayudante florero, muy simple, pero muy necesaria en el cine de aventuras.

La simpleza de la trama y de su resolución, tan simple como cabría esperar, no es aquí tanto un vicio como una virtud, ya que las grandes pretensiones nunca son buenas en el cine infantil. De hecho, podemos decir que Sonic es la excepción a la regla que ha caracterizado al cine de videojuegos (cómo olvidar Rompe Ralph o la adaptación de El comecocos). Trasladar el mundo de los 8 bits al celuloide en esta ocasión ha sido un acierto, y por si alguien se lo preguntaba, gustará a aquellos que jugaron a Sonic en la Megadrive o sucedáneos (sí, hay escena poscréditos). No es el único reclamo: los fans de Jim Carrey tienen de sobra escusas para ver esta película, tras la larga desaparición del actor en la pantalla grande. También merece mención especial la banda sonora, con canción original a cargo de Whiz Khalifa, Ty Dolla $ign y Lil Yatchy.

Vista en pase de prensa el 13 de febrero en el Palacio de la prensa de Madrid.

Distribuida en España por PARAMOUNT PICTURES SPAIN

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

La película está en CARTELERA desde el 14 de febrero de 2020.

 

TRÁILER:

 

 

Written by Daniel Gómez

Comments