Verotika (Glenn Danzig, 2019) – 90 min. –

 

El formato de Verotika es una recopilación de tres capítulos de historias cortas presentadas por un personaje sexi. Historias altamente cargadas de violencia, sobreactuación y efectos cutres.

La sobreactuación está muy bien lograda. Las caras de los actores y los guiones sin sentido son un elemento fundamental de este film. La película se vuelve autoparodia de la serie Z, con cada plano pensado y elaborado. 

Por otro lado los efectos cutres son descojonantes: Sangre a raudales y cuchillos simulados. Tetas con ojos en lugar de pezones y un sin fin de maniquíes.  

Mención importante tiene el vestuario. Podemos ver una gran inversión en látex, lencería erótica, pezoneras y otros complementos similares. Parece que el gran punto de presupuesto de la película ha ido en esto, que se puede usar para más cosas. En resumen: Desternillante y disfrutable si eres un consumidor asiduo de la serie Z. Si no, te parecerá un truño propio de vídeo pornográfico de televisiones autonómicas a las 4 de la mañana.

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2019

Nota del autor:
7,0
██████ (Buena)

Oscar Hidalgo

Maravillosamente vomitiva pelicula del festival, que siempre apostando por las nuevas autorías nos trae una nueva perla para que podamos degustarla con baberos e ilusión. Sinceramente, la mejor pelicula que se puede ver en una tarde con colegas, borrachos, bien provistos de estupefacientes e ignorándola de tanto en tanto hasta llegar a los momentos más lisérgicos.
La pelicula es la opera prima de Glenn Danzig, miembro del grupo musical Misfits y llevando a la pantalla historias de sus comics. Esperemos que no nos deleite más con incursiones cinematográficas. El film es una obra basada en la narración de tres historias cortas, que bien cortas son (darían para 5 minutos cada una) y alargadas hasta lo indecible y cómico. Bajo presupuesto y menos capacidades actorales.  De hecho el reparto parece bien sacado de la industria del porno, ya que no sabemos dirigir llenémoslo todo de tetas de todas las formas y colores, a ver si no se nota que esto es una broma.

La primera historia bien podríamos decir que es un robo de los comics del Creep, una chica que mientras duerme permite que una suerte de criatura vaya matando gente (el como aparece esa criatura….) La segunda, en otro alarde de originalidad, reza sobre una loca que va arrancándole la cara a la gente, porque no hay mejor terapia para la belleza, bien sabido es. Y la tercera, una versión del mito de Elizabeth Bathory, a la que hábilmente llama la Comtessa, para que piense en helado constantemente y no en lo que esta pasando.
Si tenéis algo mejor que hacer no la veáis, si estáis con colegas y estáis entre salvar el mundo y ver esta pelicula, no lo dudéis, risas aseguradas. Es tan mala, que se transforma en comedia involuntaria. Ya no hablar de los vestuarios y maquillaje, todo sacado del todo a 100 de la esquina (se pueden reconocer claramente partes, especialmente en el tercer corto). Y como toda la pelicula se basa en primeros planos y escenas estáticas bien fácil os será reconocerlo. Si el director no fuera quien es, nunca habría tenido el presupuesto y menos se habría proyectado en el festival de Sitges.
La escena: El momento selfie delante del espejo. La escena más incomoda y larga que he vivido. La frase: La gente del pueblo empieza a sospechar señora (ni idea de porque, tal vez porque mueren a cientos?) 3

Written by Francisco Xavier Cela

Comments