Super Me (超级的我) (Zhang Chong, 2019) – 102 min. –

Sinopsis:

Un aspirante a guionista de cine al borde del suicidio. Cada vez que cierra los ojos para dormir, una criatura aparece y lo persigue hasta la muerte. Estas pesadillas le han impedido dormir durante seis meses, transformándolo en un despojo.

“Versión” china de Pesadilla en Elm Street (1984). Es decir, con más escenas de comida, risas enloquecidas, reflexiones filosóficas y más suavecita y calmada.

Apta para pasar el rato, esta bien hecha y se deja ver. Pero no es una película que vayas a recordar el año que viene.

La misma transcurre en dos líneas paralelas. Nuestro protagonista aprendiendo a desenvolverse en el mundo de los sueños (exactamente igual que nuestros dream warriors, me pregunto cuanto tardo en llegar esa franquicia allí) Pero en lugar de para luchar, para sacar beneficio. Siendo la segunda una trama romántica suavecita, para que la puedan ver quinceañeros que crean en el amor de cine.

¿Quién necesita curarse? ¿entender qué pasa? un chino, como buen ferengi, solo ve el profit! Situación que transforma la película en una comedia ligera con toques románticos. Fantástico sí, miedo … en absoluto. Una lástima, porque la criatura de los sueños tenia una retirada a kratos que bien podría haber sido aprovechada.

Otra lástima el hecho de que varios personajes introduzcan las posibilidades de reflexiones filosóficas. Pero no, recordemos, comedia romántica.

Incluso durante la película hay un momento que te hace pensar que podemos encontrar un giro de guión y explicar que ocurre. Pero no, eso sería demasiado para esta película.

Y digo yo, que tristeza la vida del demonio. Persiguiendo y matando un pringado una  y otra vez durante meses, casi un año. Para que no se muera. Y encima empiece a coger el gustillo. Tiene que ser frustrante. Imaginaros al pobre demonio en el bar. Sus colegas riéndose de él. Pensando en todo lo malo que podría hacer con su “vida”, como ir a ofrecer pactos demoníacos, torturar almas en el infierno, ir a una discoteca. Pero le toco ir a torturar a un pringado. ¡La próxima vez, haber estudiado!

A pesar de que el guión no sea para echar cohetes. No vamos a negar que la factura es excelente, buena banda sonora (con canciones salteadas por el metraje), y la escenografía en el mundo de los sueños es muy buena. Incluso con algún momento cómico suave a modo de aderezo.

Lo dicho, aunque pasable, te quedas con la sensación de que pudo ser algo mucho mejor.

LA ESCENA: Los asesinatos iniciales. Cuanto de menos hecho a Freddy

LA FRASE: «Que el dinero no sea tu carta de presentación».

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2019

Nota del autor:
6,0
██████ (Correcta) 

TRÁILER V.O.

Written by Oscar Hidalgo

Comments