Koko-di Koko-da (Johannes Nyholm, 2019) – 85 min. –

Sinopsis:

Una pareja, después de haber perdido a su hija por culpa de una alergia. Y ver como su relación se hunde por el dolor, deciden ir de excursión para intentar volver a la normalidad tras pasar el duelo. En el viaje serán asaltados por una familia de psicópatas que les matarán una y otra vez.

Primero de todo, las referencias a La matanza canibal de los garrulos lisérgicos (1993) están ahí, solo hay que abrir esas fosas nasales para notar los efluvios a carnicería. En todo caso, por ser del norte de los pirineos y dárselas de más cultos, hay menos sangre y un intento sincero de parecer más guays. Al igual. Todos sabemos que este relato pide sangre, y marmotas muertas.

Pues no hay sangre, lastima, pero si una historia muy corta (85 minutos, lo cual es siempre de agradecer) muy sencillita y muy indie. Con indie quiero decir, 0 medios (de ahí la falta de casquería), escenario bonito (claro, rodando enmedio del bosque, así cualquiera.

Para ahorrar, se reemplazan escenas con narraciones hechas con dibujitos infantiles y sombras chinas. Que te dejan descolocado, pero no quedan mal. Todo a forma de metáfora acerca de la muerte del amor (que para la muerte física ya tenemos a los protas).

Siguiendo la narración de Atrapado en el tiempo (1993), la historia se ira desgranando a medida que avanza, repetición tras repetición, o no. Mejor dicho, no se desgrana, ya que aunque te introduce el origen de la situación terminas sin entender que esta realmente pasando.

Y antes de que alguien se queje. Os calláis, lo asumís y punto. Seréis más felices. O ¿alguien ha explicado jamás el porque de Jason, Michael, Freddy, etc… de una forma creíble?

Su único punto criticable es este, que no se entiende nada. Algo superaceptable para mi. La familia de locos es muy divertida y lograda, una suerte de familia a lo leatherface, con sus idiosincrasias personales, la hermana alta como una torre con su luger, el padre de familia y el gigantón que carga con su mascota muerta (del que soy fan, especialmente por su momento plancha). Se comportan como una fuerza de la naturaleza, imparable, incansable, aportando el reset constantemente al ciclo. Para deleite del publico, al ver que las situaciones se vuelven más surrealista (te ríes por lo tonto, pero no tiene espíritu de comedia.)

Después de darle muchas vueltas a la cabeza, lo que más me gusta del género surrealista, mi teoría (aceptarla o no) es que todo tienen que ver con el efecto de ver pasar tu vida ante tus ojos en caso de accidente. Una y otra vez.

LA ESCENA: El momento “¿dónde esta mi marido?”. Explosión de risas en el cine.
LA FRASE: «¿Puedo ir a mear?»

Vista con PASE DE PRENSA en el Festival Internacional de Sitges 2019

Nota del autor:
6,0
██████ (Correcta) 

TRÁILER – V.O.S EN INGLÉS

Written by Oscar Hidalgo

Comments