Berberian Sound Studio (Peter Strickland, 2012) – 92 min.
Berberian Sound Studio: La inquisición del sonido (México, Colombia)

El Giallo es un subgénero del terror muy acotado en tiempo y espacio. Suelen enmarcarse dentro de él películas italianas de los años 70 y 80, de serie B, y  bastante explícitas tanto en lo sexual como en lo violento. Fue popularizado por directores como Lucio Fulci (El más allá, 1981) o Umberto Lenzi (Orgasmo, 1969), y gran parte de la producción de cine en Italia durante un tiempo la acaparaban este tipo de películas. En Berberian Sound Studio (Peter Strickland, 2012) se nos muestra el proceso de montaje de una película giallo a través de un técnico de sonido británico (Toby Jones) invitado a colaborar en ella. Los errores (y horrores) en la producción le empezarán a causar pesadillas, y un sentimiento de odio hacia el productor que comparte con otras personas en el estudio.

Muchas veces el cine nos invita a reflexionar sobre sí mismo; sobre el propio medio y la industria detrás de él. Este ejercicio metadiscursivo nos ha dejado obras memorables y reconocidas como Cantando bajo la lluvia (Gene Kelly, 1952) o  The Disaster Artist (James Franco, 2017). Menos habitual es encontrarnos historias sobre cine en el género de terror, y este es un ejemplo de ello bastante infravalorado. Aunque la película habla del género giallo, solo comparte con su estilo los créditos iniciales. Esta obra es bastante recatada en todos los aspectos, todo lo contrario al cine italiano del que habla. Por no mostrar, ni siquiera muestra en ningún momento la cinta que están produciendo en el estudio, dejando bastante más a la imaginación, y este es su punto fuerte.

El terror aquí está en los elementos más livianos, desde las frutas que utilizan en los rudimentarios efectos sonoros para la película que se está montando hasta las cartas de la madre del protagonista. Todo ello dentro de un ambiente de tensión que se respira desde el minuto 0 y que va in crescendo a lo largo del metraje. Dicho de otra forma, no hay picos de intensidad, es una película plana, como muchos de sus personajes (los productores italianos son estereotipos parlantes). Y esto es de agradecer en el cine de terror actual, es una experiencia totalmente opuesta a los sustos que nos puedan dar las sagas de la franquicia Warren, cuyo estilo es el predominante. A pesar de su desconcertante final, merece la pena el visionado de Berberian Sound Studio, que le valió a su director la mención especial del jurado de la crítica en el Festival de Sitges 2012.

Distribuida en España por LA AVENTURA AUDIOVISUAL

Nota del autor:
7,5 ███████ (Buena)

TRÁILER:

Written by Daniel Gómez

Comments