Tiempo después (José Luís Cuerda, 2018) – 95 min. –
Some Time After (Internacional)

Parafraseando al gran Sazatornil, en esta redacción es verdadera devoción lo que se tiene por… ¿Faulkner? No, por José Luís Cuerda. Y, al contrario que a Faulkner con Luz de Agosto en Amanece, que no es poco (1989), a nadie se le ha ocurrido plagiar a Cuerda, ni en la realidad ni en la ficción. Y si se le ha ocurrido no lo ha conseguido. Mi compañero redactor Francisco Cela titula su reseña sobre este Tiempo después (2019) “materialismo distópico” y bien cierto es: de eso es de lo que trata en esencia la película. Le da un 8, y yo ahí también coincido. De hecho, coincido en casi todo lo que dice:  «José Luís Cuerda nos presenta una vez más una comedia a base de sketches interrelacionados [apunto: como su eterna Amanece, que no es poco (1989)… o El bosque animado (1987)] que, con una base coherente, parodia la sociedad actual desfigurándola. Un futuro (“mil años arriba, mil años abajo”), donde la mayor parte de la población vive en un poblado [“fetén”] de parados mientras una minoría habita el único edificio del mundo, con la productividad bien acotada y controlada por ley.

Es difícil separar aquí la sátira política del humor absurdo y la gracia patria, traducidas en personajes como El Rey de Bastos que nunca se equivoca, del que no se puede hacer humor y que espera aparearse con la principal figura femenina del film; la Guardia Civil compuesta por una única pareja, a la que se suma la Policial Local Mundial y la Armada (en una zona sin mar); un grupo de Jóvenes Rebeldes [añado: cuya rebeldía queda sancionada por el sistema y limitada a paseos de menos de una hora fuera del edificio que es el mundo] de gran bagaje filosófico pero de poca acción real, y hasta el propio sistema productivo que puede ser considerado un personaje en sí mismo…

Cuando terminé la película me quedé con la sensación de haber visto una Rebelión en la Granja (1999). Un poso artístico del deseo de cambio del propio autor, materializado en cambios estéticos pero no sistémicos. Deseo de cambio materializado en el vocabulario y en el discurso, a lo largo de toda la película».

Se queda Francisco con una inquietud en este punto: donde en Amanece que no es poco las mujeres, con su asamblea, tenían mucha más presencia y agencia, en Tiempo después sólo tenemos a la Méndez, a la monja sexualmente reprimida, dos brevísimas apariciones de la Justicia, a la mujer del Alcalde en una fantástica recreación de la Esposa Española por antonomasia, y un par más de intervenciones anecdóticas (que en el cine de Cuerda, en el que todo tiene su qué, nunca es cuestión baladí).
Me pide mi opinión y aquí la dejo: que mientras en los 80 y 90, la época de Amanece… la liberación de la mujer era un tema candente, hoy, tiempo después, seguimos igual que antes. Las mujeres en la película participan marginalmente en la sociedad, son objetificadas, infantilizadas y criticadas por tomar iniciativa. La maternidad aparece reiteradamente como su único valor y la Méndez, jefa de gabinete del alcalde, se opone a todo esto recordando a los demás que ella es la jefa. Este recurso de baja representación pero muy sonora se me antoja más realista y útil que el de la ya efectiva y descacharrante asamblea de mujeres.

Para amantes del surrealismo, la crítica social y sacar pellizquitos de sabiduría a las cosas, casi como “paluegos” que se te quedan en los ojos después de verla y te llegan más tarde al entendimiento arrancándote una sonrisa.

Distribuida en España por ENTERTAINMENT ONE FILMS SPAIN.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

La película está en CARTELERA desde el 28 de diciembre de 2018.

TRAILER:

CONTENIDO EXTRA: MAKING OF… JOSÉ LUIS CUERDA… QUE NO ES POCO 

Written by Aura C. Delgado

Aura C. Delgado, redactora de LGEcine

Comments