Kursk (Thomas Vinterberg, 2018) – 117 min. –

En el año 2000, cuando tuvo lugar el desastre del submarino Kursk, recuerdo la angustia que me causaba cada vez que hablaban de ello en las noticias. Viendo la peli he revivido esa angustia a través de unas interpretaciones naturales y un uso del sonido sutil pero muy efectivo: la banda sonora es un mero acompañante y en los momentos más crudos y trágicos reina el silencio.

Sin embargo, no hay mucho más donde agarrarse. La película señala abiertamente al gobierno ruso como responsable del accidente y sus consecuencias, acusándolo de lo que muchos clamaron en su momento: rechazar la ayuda internacional y sacrificar a los supervivientes de la explosión solo para tapar sus vergüenzas.

También expone y critica la precariedad reinante en el país. Pero todo esto lo hace sin grandes aspavientos y, a veces, con recursos propios de un sentimentalismo muy manido, especialmente cuando se trata de un hecho real tan reciente y que muchos aún recordamos. Además, ignora totalmente el factor medioambiental que en su día preocupó notablemente a la opinión internacional y, para terminar de diluir el efecto impactante al que aspira, el supuesto hilo conductor, la relación paterno-filial dentro del ejército, está presentado de forma vaga y frágil.

En conjunto, es una película correcta que ha logrado contar con intérpretes de gran nivel pero, desde mi punto de vista, con un resultado insustancial.

Distribuida en España por a contracorriente films España

Nota del autor:
6,5 ███████ (Correcta)

La película está en CARTELERA desde el 5 de diciembre de 2018.

TRAILER:

Written by Aura C. Delgado

Aura C. Delgado, redactora de LGEcine

Comments