Le grand bain (Gilles Lellouche, 2018) – 110 min. –

Esta es una de esas películas de señores entrecanos que llegan a un punto muerto en sus vidas y deciden hacer algo insólito para sentirse vivos. Con lo cual ya sabemos que estamos ante una tragicomedia que acaba bien.

Nuestro protagonista, Bertrand, lleva ya dos años con una severa depresión y muy medicado. Está en paro, sus hijos lo toman por el pito del sereno y, aunque su mujer lo apoya, su matrimonio se resiente. Hasta que ve un anuncio buscando un nadador para el equipo masculino de natación sincronizada.

Todos los integrantes son ya hombres hechos y derechos, pero el que no tiene un roto tiene un descosido: un aspirante a estrella de rock que vive en una caravana, un empresario crápula y arruinado, el director de una fundición obsesionado por el control y la perfección… Todos liderados por una ex estrella de la natación sincronizada alcohólica y pasota que lo mismo los insulta que les lee poesía.

Todo el mundo es consciente de que el equipo hace las veces de grupo de terapia, y en la diversidad y origen de sus respectivas chaladuras y dramas es dónde radica la diferencia de Le grand bain respecto al resto de pelis de señores en plena crisis de los cuarenta.

La diversidad étnica y funcional no se tratan como un gran qué, simplemente están presentes, y lo mismo pasa, pero con mucho más protagonismo, con los roles de género. Hombres perdidos y frágiles, mujeres fuertes y rotas, todos se apoyan y ayudan entre sí sin un motivo romántico, solo por la necesidad de sobrevivir y sobreponerse a sus penas.

Una película amable y ligera que vale la pena pararse a ver.

 

Vista en PASE DE PRENSA en los CINES VERDI el 3 de diciembre en Barcelona.

Distribuida en España por F&P MEDIA.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)

La película está en CARTELERA desde el 11 de enero de 2019.

TRAILER:

Written by Aura C. Delgado

Aura C. Delgado, redactora de LGEcine

Comments