Top Knot Detective (Aaron McCann, Dominic Pearce, 2016) – 87 min. –

Imaginaros la mejor serie que haya existido jamás, que haya influido sobretodos los aspectos de las series modernas y halla causado una gran huella en la sociedad, hasta el punto de que está en el imaginario de todo el mundo (hmmmm. Firefly?).

Top knot detective es un falso documental sobre un actor que no existe, en una serie que nunca ha existido (casi me recuerda al documental sobre Dune, la película que nunca existió), en un mundo lleno de peligros (ahora solo falta la música y tenemos el coche fantástico).

Top Knot era la serie donde un samurái, utilizando sus increíbles poderes deductivos se dedica a ir deshaciendo entuertos, seducir mujeres, enfrentarse a ninjas y luchar contra el señor del mal. Donde el poder de la lógica impulsaba su katana y la alucinancia guiaba sus pasos.

 

Ante tal despliegue, normal que triunfara, mi niñez habría sido diferente de haber existido esta serie.

Una vez presentada, nos hablará del desarrollo de la serie y, especialmente, de su actor protagonista, una especie de Steve McQueen chino, pero que acaba pareciendo más un John Liu, que recorrerá el camino al estrellato, para luego estamparse contra el más bajo de los infiernos. Salpimentado, con drogas (muchas), alcohol (más aún) y muchos escándalos sexuales.

Narrado en forma de falso documental, de bajo presupuesto, con múltiples entrevistas a actores y cuerpo técnico, incluso a fans de la serie, en realidad casi podría aplicarse a cualquiera de las series que hemos visto de los años 80, glamour y corrupción a partes iguales.

Y comedia, mucha comedia. Y espectáculos con gatitos, por todos lados.

La película se hace muy entretenida, al ir mezclando los espectáculos kitsch, con comedia y toques de drama, para ver el reverso tenebroso de la fama. Por parte de alguien que sin talento, pero con muchas ganas e insistencia, escaló los peldaños de la fama.

De como introduce la influencia de la industria dentro del proceso cinematografico, de como intentan meter cuchara para conseguir vender más o directamente tomar el control por completo de la obra.

Lo mejor es que a medida que avanza, y las cosas se van saliendo más y más de madre, hasta limites insospechados, introduce el cierto punto redentor del personaje. Que simplemente estaba superado por lo que le rodeaba.

Muy recomendable para tener una tarde tranquila viviendo una fantasía dentro de una fantasía.

La frase de la película: Se creía Steve McQueen, pero tenía menos enfermedades venéreas y mucho menos talento.

La escena de la película: Soy fan del programa de entrevistas con gatitos (si, te van haciendo preguntas mientras gatetes no paran de recorrer el escenario).

 

Nota del autor:
7,0
████████ (Buena) 

 

TRAILER:

Written by Oscar Hidalgo

Comments