Den blomstertid nu kommer (Victor Danell, 2018) – 129 min. –
The Unthinkable (Título internacional)

En lugar de tres películas, en The Unthinkable podemos hablar de dos cortometrajes y un mediometraje juntos en una misma película. Están tan completamente separados que se nota bastante que a la hora de coserlo todo en el mismo texto las costuras se siguen percibiendo. A pesar de que acaban convergiendo, los defectos de una de las historias contaminan el resto. Aún así es una película entretenida de ver.

Un día cualquiera en Suecia las centrales energéticas empiezan a ser atacadas, la gente empieza a tener accidentes brutales por las calles (y por el cielo ya ni hablamos). Todo apunta a un ataque de una potencia extranjera (y como tenemos los tiempos que tenemos, Rusia paga el pato, EEUU da su sello de aprobación a esta película).

Como os decía todo se reparte en tres historias.

La primera la de un abnegado empleado de una central energética, con ciertos problemas de paranoia, o no. Que se monta un Solo en casa a la desesperada, para defender el único punto de suministro energético del país. De lejos la historia más interesante y divertida. No solo por las escenas de infiltración, o por la interpretación del actor, maravillosa, sino por el hecho de concebir su desesperación al intentar transmitir lo que esta pasando y que nadie le haga caso. Podríamos habernos quedado con esto como corto y ya habría valido la pena. Mención especial para la capacidad de supervivencia del protagonista, 3 situaciones mortales (completamente) y el pobre hombre esquivando la guadaña de la parca como si de un Bruce Willis se tratará.

La segunda, la versión de Red Dawn suecada. Protagonizada por la ministra de cultura sueca que va viendo como el país va cayendo a pedacitos (no solo metafóricamente hablando) y como el ejercito no puede hacer nada ante una amenaza invisible (jamás se llega a saber el como ni el porque, lo cual esta bien) y que no solo amenaza sus vidas sino sus mentes. La constante lluvia borra la mente de los que toca (aunque un poco según el criterio del director, ya que se pasa la coherencia por el arco de triunfo la mayor parte del tiempo. Esta es la parte más dramática, y más espectacular, ya que muestra las consecuencias de los ataques.

Y la tercera y deleznable. El hijo del empleado energético, un compositor de música para piano, ha vuelto a casa e intenta sobrevivir en todo este caos intentando recomponer los pedacitos de su vida. Sinceramente, quitemos esta parte y la película mejora. En una película sobre un inminente apocalipsis no necesitamos una falsa historia de amor. Su protagonista es tan odiable, por no decir hostiable, que deseas su muerte con dolor desde el principio hasta el final. No es coherente, no es carismático, es una sucia rata con la que no puedes empatizar. Es maravilloso el momento en que su padre le hace ver que todo se lo ha montado solo. Llega a momentos de verdadero ridículo cuando empiezas a pensar que la gente en Suecia no mira al cruzar la calle, es decir, jamás hay un atropello, ya que la gente parece un imán para los accidentes más variopintos y ridículos (por lo predecible, casi puedes coger un cronometro). Vamos a ver, ¿qué pasa con los directores modernos? ¿Les falta valor para hacer una película sin toque dramático romántico? No era necesario en esta película, no aporta nada salvo una escena final que no salva todo este pegote.

Excluyendo al protagonista (que solo apreciamos por su numero musical inicial) podemos hablar de una película muy interesante y bien hecha, personalmente me mantengo en la estructura de 3 episodios con el pegote incluido. Lo quitamos y nos queda un bonito Red Dawn suecado.

Las escasas escenas de acción están muy bien rodadas y dan un toque de épica, que siempre se agradece. Protagonizadas todas por nuestro maravilloso sueco paranoico (recordar, Solo en casa).

La frase de la película: “Buenas tardes, soy Bjorn y estoy jugando a los espías, ¿alguien quiere venir?”.

La escena de la película: La primera escena de choques en el puente, una delicia para los que disfrutan con los coches de choque.

Vista en el Festival Internacional de Sitges 2018

Nota del autor:
6,0 ██████ (Correcta)      

TRÁILER – V.O.S. en Inglés:

Written by Oscar Hidalgo

Comments