Morto não fala (Dennison Ramalho, 2018) – 110 min. –
The Nightshifter (Título internacional)

Os debo de confesar que Morto não fala es la 2ª película de cine de terror brasileño que veo en mi vida y ciertamente empiezo a considerar que es un terreno que hay que explorar más, ciertamente me dejan buen sabor de boca.

Stênio (Daniel de Oliveira) es un empleado del instituto que se pasa el día rodeado de cadáveres, todo sería normal sino es porque nuestro protagonista tiene la capacidad de hablar con ellos. A veces para consolarles, otras para hacerles compañía y en algunas para hacerles un ultimo favor a los yacientes.

De hecho, esto es un truco genial de la película, al principio te da la impresión de comedia, para que bajes las defensas con risas fáciles. Nuestro protagonista tiene una vida un poco jodida y una relación bastante toxica, pero consiguen que no esperes la torta.

Un día, uno de los muertos le confesará a Stênio que su esposa le esta siendo infiel. En un arranque de ira este usará los secretos que conoce de los muertos para trabar la muerte de los adúlteros, y sin saberlo hará que una maldición recaiga sobre el. Los secretos de los muertos son solo para los muertos.

A partir de este momento la película girará hacia el sector poltergeist de la vida, bastante bien llevado. Con apariciones que consiguen ponerte bastante tenso. Tal vez lo único malo es que a veces se regalan mostrando la cara de la aparición y con el volumen de los efectos (siempre he considerado que para asustar de verdad no debes dar sustitos sino meter el miedo en el cuerpo).

Todo un metraje de sufrimiento que irá acercando al pobre Stênio y su familia hacia el trágico final, como tiene que ser.

Lo cual nos lleva a la verdadera reflexión de la película, toda una vida desgraciada la del pobre protagonista, teniendo que soportar la cháchara de los muertos e incluso echándoles un cable cuando es necesario, totalmente para nada. Ya que cuando por una vez lo necesita y hace uso de ello, maldición al canto. Si tan secretas son las palabras de los muertos, ya podrían quedarse callados. Que en la película solo intervienen para amenazar, dar la chapa o pedir favores. Por eso soy partidario de la cremación, todos muchos más tranquilos con ello y quedan unas bonitas cenizas.

Bonitas cenizas que es lo que debería haber quedado de la casa, en el momento en que el protagonista se percata de que son los objetos los que mantienen al espíritu en la casa. El fuego no purifica, es la solución a casi todos los problemas. Pero no.

Por lo demás, es una película muy recomendable. Las actuaciones son buenas, tanto del desgraciado protagonista, que te pone rápidamente de su lado, como de la pobre Clara que pasa de ser un alma virginal a un feroz espíritu reposeso (buenas referencias a Evil Dead (1981)).

La frase de la película: “Los secretos de los muertos son solo para los muertos Stênio”.

La escena de la película: El paseo final, flanqueado por los muertos que han aparecido en la película. Aunque la escena del horno es muuuy buena. Recordaba un poco a Evil Dead 2 (1987).

Vista en el Festival Internacional de Sitges 2018

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)      

TRÁILER – V.O.S. en Inglés:

Written by Oscar Hidalgo

Comments