Films analizados: Un monstruo viene a verme, Que Dios nos perdona, El hombre de las mil caras, 1898. Los últimos de Filipinas y Timecode.
Se diga lo que se diga, el cine español pasa por uno de sus mejores momentos. Cada vez se hacen más producciones de calidad, atractivas y que hacen que el público confíe cada vez más en las producciones nacionales. Quitando las siempre polémicas que suscitan los premios Goya en los que irremediablemente siempre debe gotear algo de política, este año el palmarés de ganadores ha sido muy completo, además de que los nominados eran de mucho nivel. Juan Antonio Bayona ha triunfado en la dirección con Un monstruo viene a verme (2016), una de las ficciones más conmovedoras del pasado año. Es difícil salir de la película sin sentirte algo triste, cuya historia narra la vida de Connor, un chaval de apenas 12 años que tiene que cargar con el peso del mundo al estar sus padres separados y vivir con su madre (Felicity Jones, Rogue One 2016) enferma de cáncer. Demasiados retos para un chico que en apariencia débil, el cual superará sus miedos con la ayuda de un monstruo “imaginario”.

Imágen I Un monstruo viene a vermeEn lo que respecta a mejor actor, el listón estaba muy alto. Un premio que se ha llevado muy merecidamente Roberto Álamo por su interpretación de policía incorregible en Que Dios nos perdone (2016), un drama muy consistente en el que tras la llegada del Papa a Madrid en verano del 2011, se busca a un asesino en serie que anda matando a ancianas. Los inspectores Velarde (Antonio De La Torre) y Alfaro (Roberto Álamo) tendrán que enfocar el caso de una forma distinta para dar caza al delincuente.El hombre de las mil caras (2016) es uno de los thrillers más sorprendentes sin duda. Teniendo una gran acogida de prensa y crítica. El film rememora una parte de la historia negra de España en los 90. Dirigida por Alberto Rodríguez, narra el periplo de Francisco Paesa y Luis Roldán, ex agente del gobierno de España y ex director de la guardia Civil respectivamente. Eduard Fernández lo borda como Paesa y no menos mérito tiene Carlos Santos interpretando a Luis Roldán. Una de las películas más curiosas ya que sorprende ver como alguien como Francisco Paesa se paseaba de país en país con total impunidad y ser un auténtico chanchullero que solo miraba por sus intereses.

Imágen II El hombre de las mil caras
1898. Los últimos de Filipinas (2016) narra el último periplo de España en el mundo oriental en el que se pone fin a su reinado colonial, siendo el regimiento destacado en Baler, los últimos en quedar ahí. Aislados y sin tener noticias, resistirán hasta las últimas consecuencias. Es destacado el papel de Eduard Fernández, Luis Tosar y Álvaro Cervantes. Éste último, quizás debería haber merecido una nominación a los Goya. Por último, TimeCode (2016) de Juanjo Giménez Peña gana el premio al mejor cortometraje. Pese a ser uno de los éxitos este año estando también nominado a los premios Oscars, sigo pensando que es un corto vacío de intenciones, aburrido y simplón.  

 TRÁILER UN MONSTRUO VIENE A VERME

TRÁILER QUE DIOS NOS PERDONE

TRÁILER EL HOMBRE DE LAS MIL CARAS

TRÁILER 1898. LOS ÚLTIMOS DE FILIPINAS

 

Written by Sergio Cuenca

Director adjunto de LGEcine (Pases de prensa y contenidos)

Comments