TONI-ERDMANN-BANNER
Toni Erdmann (Maren Ade , 2016)
– 166 min.-
toni_erdmann-913789211-largeDe entrada, lo que más llama la atención de Toni Erdmann es su metraje. ¿Una comedia de dos horas y media? No es muy usual. Pero nada en esta película lo es. También podría plantearse si este es el género al que realmente pertenece, pues si bien los gags cómicos se suceden en abundancia y las carcajadas en la sala así lo secundan, las reflexiones a las que incita la obra son más propias del género dramático.
 
Cuestionables son también a mi parecer, la elección de un título nada llamativo, que puede llevar a rechazo a un espectador más comercial que bien podría disfrutar la; así como la imagen del póster, poco representativa en mi opinión, aunque original y bella.
 
En cualquier caso, Toni Erdamnn funciona en todo lo demás, siendo su punto fuerte, su tono y estilo narrativo, distinto a cualquier cosa que haya visto antes, totalmente novedoso y personal. Ahí es dónde esta obra alemana hace su magia, y el motivo por el que su directora, Maren Ade, sea una autora muy a tener en cuenta. No en vano está entre las favoritas a hacerse con la deseada estatuilla dorada en la categoría de Mejor Película de habla no inglesa.
toni-erdmann-1
Pero por supuesto, toda esa innovadora puesta en escena, a medio camino entre el realismo y el surrealismo, no sería nada sin esos personajes perfectamente construidos; llenos de matices y humanidad. Los dos protagonistas son un padre y su hija (Peter Simonischek y Sandra Hüller, respectivamente). El primero busca reencontrarse con una hija a la que siente que ya no conoce, y la manera de lograrlo, ese aparente sinsentido que parece gobernar sus acciones dando lugar a situaciones tan cómicas como grotescas, tiene su base en unos sentimientos e inquietudes reconocibles, los cuales conectan con el espectador. Por qué aunque su método sea sin duda estrafalario, ¿qué padre no haría cualquier cosa por la felicidad de su hija? Y aquí es dónde encontramos el contrapunto emotivo del filme, en esa relación que goza de una envidiable conexión e intimidad, una en la que sobran las palabras, y una que no vemos en todas las familias.
 
Y si bien el padre es el personaje estrella, o más bien su alter ego, ese chocante hombre conocido como Toni Erdmann, el personaje interpretado por Sandra Hüller no queda relegado a las sombras en un papel mucho menos lucido.
toni-erdmann-2
Pero más allá del drama familiar como eje central dramático, no podemos obviar los otros subtemas planteados (unos con mayor sutileza que otros):  la soledad, la ambición, la crítica capitalista, y el sentido de la vida.
 
En definitiva, no se asusten, cuando han visto Toni Erdmann, en lo último que piensan es en que es una película larga.
 

Distribuida en España por GOLEM.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Notable)

Película en CARTELERA desde el  20 de enero 2017.

 

 TRÁILER :

Written by Guadalupe Larrey

Coordinadora de LGEcine

Comments