A Long Way Off (Michael Davis, John Errington, 2014) 105 min.-
“Un hombre tenía dos hijos. El más joven de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de la herencia que me corresponde. Y les repartió los bienes. No muchos días después, el hijo más joven, reuniéndolo todo, se fue a un país lejano y malgastó allí su fortuna viviendo lujuriosamente”, Evangelio según San Lucas. Esta es la parábola de la Biblia del mismo nombre que da título al filme, y este es el argumento de esta película. Hasta el nombre del protagonista está calcado de la parábola: Jacob (Robert Davi).
Realizada en 2014, la cual ha tardado dos años en llegar a España. ¿Mi opinión? Se la podían haber ahorrado.El desarrollo de la película no plantea ningún tipo de sorpresa, su visionado se hace monótono y aburrido. ¿El por qué? Las interpretaciones no son malas, pero sospecho que el guion de Jon Macy no daba opción a exprimir más a los personajes, que resultan, pese a las pretensiones de profundidad, emotividad y moralidad que todo relato bíblico se supone debe tener, superficiales. Es difícil empatizar con cualquiera de ellos por la pobreza de matices. 

el hijo prodigoTampoco ayuda que por sí alguien no conocía esta parábola, contada hasta la saciedad en el colegio y las catequesis, ya nos la irá relatando el propio filme a través de un compendio de narradores intradiegéticos provenientes de voces de los medios de comunicación. Explicándonos por ende también, lo que está ocurriendo en pantalla. Esta es en mi opinión una mala decisión de dirección, que deja poco o ningún lugar a la capacidad interpretativa del espectador, la cual se infravalora.

Por otro lado, las alusiones a Dios, como no podía ser de otra manera, son constantes. Y he de decir que hasta la religiosidad de los personajes resulta plana, retratando un Dios que perdona sin hacer preguntas, un Dios que regala amor sin reclamar nada a cambio; que no castiga ni enseña. La voz de Dios en este relato, no es otra que la del padre, en sentido literal y figurado.

el hijo prodigo 2Tampoco me convence en el plano técnico, la dirección de Michael Davis y John Errington abusa de planos fijos, largos, y poco creativos. Ni siquiera la música consigue “reblandecernos” lo más mínimo, la elección de los temas musicales es por lo menos cuestionable.

En definitiva, un telefilme de mediodía para católicos.


Distribuida en España por 20th PAYCOM MULTIMEDIA.
Vista en PASE DE PRENSA vía ONLINE, Madrid.

Nota del autor:
2,0 ██ (Mala)

Película en CARTELERA a partir del  20 de mayo de 2016.

 

TRÁILER:

Written by Guadalupe Larrey

Coordinadora de LGEcine

Comments