west-of.memphis-banner
West of Memphis (Amy Berg, 2012) – 147 min –

West_of_Memphis-229583675-large

Toda mi vida me he sentido muy identificada con la cultura norteamericana. Supongo que es debido a la gran influencia que el cine desde siempre ha tenido sobre mí, y teniendo en cuenta que durante toda mi infancia y adolescencia las películas que veía eran mayoritariamente estadounidenses, no es difícil deducir de donde vienen mis referentes.

Y la identificación pasa por todos los niveles. Partiendo de sus excéntricos y variopintos personajes, su gusto por lo grotesco y truculento, así como su cínico dramatismo. Su música es también la que más me “remueve”. El rock y el country de la américa profunda me transporte inevitablemente a escenarios fílmicos, a historias escritas y a otras que aún están por contar. Sus temas suenan en mi cabeza como BSO de mis propias películas mentales. Y West of Memphis (documental dirigido por Amy J. Berg en 2012)  cuenta con todo esto. Quizás por eso, en parte, el documental me haya fascinado tanto.

El documental es una historia real sobre la falsa justicia, sobre la cara más rastrera del estado que supuestamente vela por el bienestar de todos sus ciudadanos; sobre la presión, sobre el miedo, sobre el dolor, la pérdida, y sobre todo sobre las injusticias. Sobre como al final siempre pagan los más pobres, los de menos recursos. Los poderosos haciendo gala de su fuerza, una vez más. Y por supuesto, sus trajes se mantienen impecablemente limpios por mucho que la mierda les salpique en la cara.

WEST-OF-MEMPHIS-1

Podéis ver también la película (Condenados, 2013) que hace unos años realizó el director Atom Egoyan, la cual, a pesar de sus críticas, me pareció más que correcta. Si bien deja de lado gran parte de los hechos, quizás los más relevantes para la resolución, lo hacer por no ser esa su intención. Para ello, para los hechos y datos que documentan esa historia, ya está el documental, o mejor dicho: ¡los documentales! ¿Era necesaria esta película?, se preguntan algunos. Claramente no. Pero las películas no se conciben, pienso yo, por ser necesarias. Se crean para compartir un punto de vista propio sobre un tema, una historia. Y la película focaliza su atención en surgimiento de una duda generalizada entre los espectadores de tal despropósito, incluidas las víctimas indirectas, los familiares de los niños asesinados. Consiguiendo de forma muy acertada captar la atención del público sobre este misterio aún sin resolver (si es que aún quedan quienes no conozcan esta historia). Creo que ese es el orden interesante: ver primero la película y luego el documental o documentales (serie de tres entregas llamadas Paradise Lost, dirigidas por Joe Berlinger y Bruce Sinofsky). Con la primera se planta la semilla de la curiosidad (creo además que Egoyan capta muy bien la atmósfera que envolvió en sus inicios al caso), y con los siguiente saciamos esa creciente por momentos curiosidad, que finalmente, no obstante, no acaba por resolverse al completo; debido a que el caso real aún sigue abierto. Y aquí es cuando nuestro asombro llega a su clímax, ¿cómo es posible no encerrar al verdadero culpable cuando hay pruebas e indicios tan descarados? Pues el documental nos da una respuesta muy sencilla, algo que supieron desde el principio los condenados y sus respectivos abogados: que el estado no iba a reconocer su error. No se iba a poner en evidencia por una pandilla de ex “delincuentes” juveniles adoradores de Satán, más pobres que las ratas.

west-of-memphis-2De verdad que las caras de los condenados se quedaron grabadas varios días en mi cabeza. La tranquilidad y sosiego que mostraron, la impotencia también supongo, ante los crímenes de los que tan injustamente les estaban acusaron… es simplemente sobrecogedora. Juzguen ustedes mismo. Por mi parte, tienen mi más profundo respeto por la forma en la que han sobrellevado todo (al menos aparentemente).

west-of-memphis-3

Por último, destacar la magnífica banda sonora que corre a cargo de la mano de Eddie Vedder (escuchadla), quien además fue uno de los más activos en la defensa de los apodados “tres de Memphis”.

Le doy un 9 simplemente porque el documental de Paradise Lost fue anterior, y ya no cuenta con el factor de la novedad.

 

Nota del autor:
9,0 ███████ ( Muy Buena)

TRÁILER

Written by Guadalupe Larrey

Coordinadora de LGEcine

Comments