australia

En plenas fiestas navideñas del 2008, Baz Luhrmann estrenaba un filme titulado Australia. Y para ello se rodeó de dos de los actores australianos más cotizados en el celuloide: Nicole Kidman y Hugh Jackman. La película pasó de puntillas a pesar de contar con estos dos colosos. Una historia de trama algo trillada que puede salvarse gracias a una fotografía de grado superlativo y la interpretación de la pareja protagonista, verdadero sostén de la cinta. En este género de película con tintes melodramáticos la historia de amor que subyace se convierte en el hilo fundamental de la argumentación.

Hay una escena en el filme que permite vislumbrar como la creciente tensión se traslada a una ubicación más romántica para que puedan dejarse llevar por lo que sienten el uno por el otro…

Permíteme una licencia creativa…

“No soy capaz de recordar en qué momento me enamoré de ti… Pero si se que quiero morir en tus brazos esta noche. Deseo respirar el aroma que en volandas me lleva por cada poro de tu piel, y sesgar el camino que asciende desde la profundidad hasta el ocaso de tu cuerpo. Permíteme llegar descalzo y sin pudor para arremolinarme con el calor que desprenden tus desaires y tu cuerpo arqueado. Tómame de la mano y guíala por donde desees. No temas a mi lado, y déjate llevar entre cánticos de aliento entrecortado y plegarias de latidos sin rumbo ni compás. Este momento será único entre los dos; inigualable e indescifrable a la vez. Lléname de lascivia salvaje y lujuria romántica.

Yo seré tuyo, y tu serás mía…”

 

Written by Óscar Quiroga

Colaborador de LGEcine

Comments