#CineZapping es una sección en la que de un modo más cómodo y personal se pueda dar cabida a películas, series o documentales tanto de estreno como fuera de cartelera. Siendo variopinto lo que uno pueda encontrarse en ella, pero siempre con el rigor que nos caracteriza.

LOS ODIOSOS 8

Toda gran película que Quentin Tarantino estrena es siempre motivo de alegría, ya que el cine comercial que abunda en estos últimos años, sumándole la gran masificación fílmica de superhéroes y alguna que otra saga de adolescentes, han confeccionado los beneficios que tienen los cines actualmente. Siempre como es obvio, hay obras de autor o trabajos más personales que logran hacerse un hueco bien merecido, teniendo también a su pequeño séquito. Tarantino quizás se sale de ese molde, al haberle dado un giro de rosca al concepto sobre consumir cine, o en todo caso, sobre hacer películas de un modo distinto, personal, eficaz y perfecto. No me considero un acérrimo fan del director estadounidense, pero si he sabido valorarlo como es debido. No me cortaría un pelo en decir que Malditos Bastardos (2009) es una obra de arte y que tanto Pulp Fiction (1994), como Reservoir Dogs (1992) o la misma Djando Desencadenado (2012), son obras más que redondas, siendo algunas de ellas consideradas patrimonio fílmico de nuestra historia. Con Los Odiosos 8 no tengo esa sensación de plenitud o grandeza que he notado como en anteriores trabajos suyos. Pienso que el primer intento de western realizado con Django le salió bordado pero aquí los diálogos y las escenas son demasiado largas e insignificantes según el momento. Hay clichés que aprecio pero que no me conmueven. Secuencias que podrían haber estado más compensadas que otras. Esa voz de doblaje que le ponen a Tim Roth y que hace que no me quite Christoph Waltz de la cabeza, tampoco ayuda. Quizás si la hubiera visto en VOS no me quejaría, pero es lo que toca. Me quedo con lo bueno. Con la fluidez de un guión enrevesado de los de siempre, con sorpresas de las que no esperas. Con un magnifico reparto en el que Kurt Rusell parece que ha llegado directo de Bone Tomahawk (2015) sin disimulo alguno para ejercer de cazarrecompensas. Michael Madsen, Tim Roth o Samuel L. Jackson hacen que estemos más a gusto sabiendo que el director cuenta con la misma tropa de actores para hacer sus películas, lo que hace que todo sea más natural y efectivo. Y bueno, luego está Channing Tatum, del cual tengo la pequeña teoría de que está dentro del tinglado para que el espectador se acabe mofando de su espectacular protagonismo. En todo caso, la historia de un cazarrecompensas que lleva a una fugitiva a un pueblo llamado Red Rock para ser ahorcada y que en el camino se tope con una serie de variopintos personajes, merece la atención de cualquiera. Más si es Tarantino el que está involucrado. 7

SHERLOCK: LA NOVIA ABOMINABLE

Personalmente era uno de los acontecimientos que más esperaba del año en lo que confiere a las series de televisión. Y es que lejos de las ultra menciones de Juego de Tronos, me sigue extrañando que la serie británica a día de hoy no haya conseguido más premios o más reconocimientos. Steven Moffat (creador también de la actual Dr. Who) y Mark Gatiss supieron darle un giro de tuerca a las historias creadas por Sir Arthur Conan Doyle llevándolo a la época actual. El tiempo lo confirmaría y pondría también en su sitio a Benedict Cumberbatch como Sherlock y a Michael Freeman como su fiel amigo y ayudante Watson. Juntos han sido capaces de hacer que la pasión por Sherlock Holmes haya revivido (sin quitar mérito alguno al extraordinario film protagonizado por Ian McKellen, Mr. Holmes, 2015). En todo caso, el episodio de La Novia Abominable se traslada a la época victoriana en la que los flamantes detectives deberán resolver un nuevo y enrevesado caso que sorprenderá por su desenlace final, dejándonos con ganas de más. 8

LEGEND

Me da que se quedará olvidada por ahí, como aquel trabajo fabuloso de Tom Hardy con Bronson (2008). En está ocasión contamos con que el actor ya tiene más repercusión a nivel mundial, pero no tengo esa sensación de que aquí se le haya otorgado el empuje que necesita. En Legend, Hardy hace a la perfección dos personajes que son totalmente dos polos opuestos. No cabe duda que hay más cosas que me han agradado de este film gangsteril. La belleza interpretativa y narración en tercera persona de Emily Browning me acaba encandilando. Conocer la historia de estos gemelos, su desarrollo, ascenso, los tinglados que tenían y su declive sumado al especial interés extra que siempre tengo por las películas sobre mafiosos, hacen que considere el trabajo realizado por Brian Helgeland como notable. 8

Written by Sergio Cuenca

Director adjunto de LGEcine (Pases de prensa y contenidos)

Comments