Top_lgecine_Navidad_banner

Se habrán dado cuenta de que algo raro está pasando. En los centros comerciales las secciones han triplicado su tamaño. Hay luces por todos lados, literalmente. En las calles de repente suena música. En el supermercado, donde antes estaba el pescado, ahora hay turrones, donde antes estaban los lácteos, ahora hay turrones y donde antes estaban las conservas, ahora hay turrones. Todas las empresas que no fabrican ni juguetes ni perfumes han quebrado y ya no se anuncian por televisión. Sí, por fin es Navidad, tiempo de regalos, comidas, aguantar familiares, frío (este que les escribe desde el sur de España pondría eso entre comillas), gente quejándose de la Navidad y, sobre todo, de tradiciones. ¿Y qué hay más tradicional en estas fechas que una lista de películas?

7. RARE EXPORTS (Jalmari Helander, 2010)

Top_lgecine_Navidad_007Para los que ya tengan nauseas de tanta Navidad, odien a Macaulay Culkin y estén buscando mis datos para asesinarme por hacer esta lista, les traigo este regalo de navidad. En Rare Exports una familia finlandesa (típica familia finlandesa que son un padre, un hijo, un perro y la otra única persona que vive a 400 km a la redonda) se enfrenta en Navidad al retorno de uno de los demonios más peligrosos que han azotado nunca a la humanidad: Santa Claus.

6. SOLO EN CASA 2 (Chris Columbus, 1992)

Top_lgecine_Navidad_006¿Ya se saben de memoria los diálogos? Pues a por la secuela. Es exactamente igual de divertida que su anterior. Solo cambiar lo hogareño de la casa (mansión) de la primera por el horroroso Nueva York de los 90 le quita algo con respecto a la primera. Siéntense cómodos y hagan palomitas, van a divertirse con los mismos mecanismos otra vez.

5. SOLO EN CASA (Chris Columbus, 1990)

Top_lgecine_Navidad_005Chris Columbus, Macaulay Culkin cuando se iba a la cama a su hora y Joe Pesci. Yo casi que acabaría aquí el texto para incitarles a ver la película, a mí me valdría. ¿Que la han visto ya cien veces? Pocas son, deléitense otra vez con la torpeza enervante de los ladrones, diviértanse con las ocurrencias del niño y con la cantidad de cosas que tiene en su casa. Y no paren hasta que se sepan los diálogos de memoria.

4. DE ILUSIÓN TAMBIÉN SE VIVE (George Seaton, 1947)

Top_lgecine_Navidad_004Aterrizamos en la Navidad americana de los 50. En el famoso desfile navideño del centro comercial Macy, de pronto necesitan a alguien que sustituya a su Santa Claus. A pedir el puesto llega ni más ni menos que el verdadero Santa Claus, que, por supuesto, tendrá que pasarse toda la película tratando -por enésima vez en la historia del cine- que los adultos recuperen la ilusión y la alegría navideña que solo habita en los niños, y que le crean cuando dice quién es. Un clásico precioso en el que los más fanáticos de Los Simpson deberían encontrar el origen de una de sus infinitas referencias. Por cierto, por lo que más quieran, anoten bien la fecha del título, no vaya a ser que se topen con su infame remake y me vengan a pedir explicaciones.

3. PLÁCIDO (Luis García Berlanga, 1961)

Top_lgecine_Navidad_003Las listas de cine navideño suelen proponer un problema para los que se cierran en banda a un cine de entretenimiento, más banal o más blando. Y también suelen estar monopolizadas por el cine americano, que es el que exporta la iconografía navideña en contenedores. Pues bien, Plácido es el remedio perfecto para estos dos males. Una de las cimas del cine español, obra de una pareja profesional que no ha hecho nada malo estando juntos: Berlanga y Azcona. La campaña de unas señoronas burguesas de acoger a un pobre en Nochebuena y que sientan lo que es un buen hogar es el punto de partida de una comedia satírica que, si no han visto, no sé que están haciendo con su tiempo. Rápido ¡sienten a un pobre en su mesa!.

2. LOS TELEÑECOS EN CUENTO DE NAVIDAD (Brian Henson, 1992)

Top_lgecine_Navidad_002Seamos serios, alguien, de alguna manera, utilizando las parodias, citas o metáforas que sean, les va a terminar contando el Cuento de Navidad de Charles Dickens en estas fiestas, ¿quién mejor que Rizzo la rata y Gonzo el Lo-que-sea? La mejor película de todas cuantas ha dado la factoría de Jim Henson. La historia, a no ser que hayan vivido en un zulo toda su vida, ya la conocen, así que no se la voy a contar. La mezcla entre el universo Dickens y el de los Teleñecos -mi pequeño gesto de rebeldía contra la modernidad es no llamarles “Muppets”- con canciones, con la rana Gustavo, el osito Fozzie y el bueno de Michael Caine, hacen que esta película sea el postre perfecto para el día de Navidad.

1. QUÉ BELLO ES VIVIR (Frank Capra, 1946)

Top_lgecine_Navidad_001Era evidente. Nadie se puede hacer el sorprendido aquí. Algunos dicen que, por un vacío legal en los derechos de autor de esta película que provocó que la echaran todos los años en la televisión, se convirtió en el clásico navideño por excelencia. Pero, con derechos o sin ellos, ¿cómo no iba a convertirse George Bailey (El Genial, Glorioso y Magnífico James Stewart) en la encarnación de la Navidad? Ese hombre que es todo bondad, que por no anteponer su felicidad a los demás acaba por vivir una miserable vida -con su pequeña contribución a la lucha contra el Patrón que no sale en ningún análisis de la película- y que termina por recibir la visita de un torpe Ángel de la Guardia que le hace recuperar la felicidad. ¡Hombre, por favor!.

Written by Javier Osuna

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *