Cuando vi Reservoir Dogs con 10 años en el cine dije ‘Esto es lo que yo quiero hacer’, y con Guy Ritchie un poco lo mismo. Son gente que admiro y por la que yo he hecho cine“.

EntrevistaPacoCabezas3Fotografías © Paco Cabezas y Amasia Entertainment

Paco Cabezas, realizador y guionista español en cuya trayectoria podemos encontrar títulos interesantes como Aparecidos (2007), Carne de cañon (2010); que no le da miedo a dirigir a actores de renombre como en Tokarev (2014), y en el caso que nos ocupa a Sam Rockwell, Anna Kendrick o Tim Roth en su bien acogida Mr.Right (2015).

Paco Cabezas es un tío que cae bien. Está en el Festival de Sitges presentando su última peli, Mr. Right y, antes de empezar, me anima un poco porque confieso que esta va a ser mi primera entrevista de todos los tiempos. Habla de su cine, y del Cine, con pasión, como si no fuera un negocio en el que estuviera metido hasta las cejas, con sus tiras y aflojas. Como si fuera un espectador más, solo que un poquito obsesivo (como lo somos muchos).

Sigue maravillado por el hecho de pasar de ser un niño gordito al que comparaban con el Piraña de Verano Azul (serie TV 1981), a estar haciendo cine y oírse llamar “el Tarantino español“. Obviamente, ese cambio de tercio le encanta. “Cuando vi Reservoir Dogs con 10 años en el cine dije ‘Esto es lo que yo quiero hacer’, y con Guy Ritchie un poco lo mismo. Son gente que admiro y por la que yo he hecho cine“. De todos modos, aunque le gusten ese tipo de comparaciones, tiene claro que al final son etiquetas y la gracia está en romperlas. Lo que intenta, dice, es sorprender al personal aunque se mantenga en su estilo macarra y explosivo. “Una de las cosas que me gusta de ir al cine es sorprenderme. Una de las cosas que adoro de este festival [Sitges] es poder meterme a ver una película coreana sin saber qué voy a ver y de repente decir ‘madre mía, qué peliculón’ o ‘vaya desastre’ […] mi obsesión es salir de esa caja en donde te coloca el espectador y que la gente vaya a ver mi cine porque digan ‘este tío me va a sorprender“.

Le comento, sobre su anterior película Carne de Neón (2010) y hablando de comparaciones, que algunos planos y momentos de Mario Casas me hacían pensar en el personaje de Ryan Gosling en Drive (2011) pero totalmente desquiciado, y le pregunto si no será eso lo que no le encaja al espectador en el cine de acción español, ese punto de desfase tan nuestro. Admite que su cine a veces es “como si fuera Drive, pero con anfetaminas” y se justifica (como si hiciera falta, con lo bien que nos lo pasamos): “Para mí hacer cine es un privilegio. Nunca pensé que podría hacerlo y ahora que puedo, quiero contar lo más posible en esa hora y media o dos horas. Quizás peco de exceso, pero como es tan difícil hacer cine y al final acabas haciendo una peli cada tres años si tienes suerte, intento que sean como una bola comprimida de diversión que estalle en la cara del espectador. Eso igual no es bueno“. Le contesto que depende, que por ejemplo a mí Mr. Right me entusiasmó, y se alegra mucho. “Es una película superviolenta pero recubierta de caramelo” y yo coincido plenamente con esa comparación. Pero antes de hablar de Mr. Right tengo la obligación moral de preguntarle por Penny Dreadful, la serie de Showtime cuya próxima temporada dirigirá en breve.

EntrevistaPacoCabezas1He hecho cine de terror, pero me buscaron por Carne de Neón. John Logan, el creador de la serie, me dijo que querían un tío que dominara la técnica pero no se olvidara de los sentimientos (me lo dijo él, no lo digo yo). Y eso es lo que es Penny Dreadful, una historia muy bien contada en la que los actores, Eva Green, Josh Hartnett… tienen carne y te los crees“. Le pregunto si era fan de la serie y dice que sí, desde el principio. “Estoy conteniéndome por no dar saltos de emoción. Los guiones de la tercera temporada son muy buenos y hay muchas cosas que conectan conmigo y con mi cine”. No tiene miedo de pasarse a la tele: “Se dice que en la tele se rueda más rápido, pero como el cine es cada vez más independiente ahora se rueda más o menos al mismo ritmo. Me da respeto porque quiero estar a la altura de la serie y de lo que los fans esperan de la serie, que es lo que más me importa“. Penny Dreadful se rodará en Almería. Con tanto proyecto internacional le pregunto si lo de traerse la tercera temporada de la serie a casa ha sido cosa suya o ya estaba previsto por la productora. “Era parte del plan, había varias opciones pero siendo yo español, supongo que eso ha hecho que el barco vire en esa dirección. Estoy muy contento porque me he peleado mucho en Hollywood (amistosamente) para traer películas aquí y al final siempre acaban pensando en los números. Esta es la primera batalla que ganamos […] me siento orgulloso de poder volver a España y dar trabajo aquí“.

Mientras habla intento comportarme pero no me sale y tengo que meter baza, como si en vez de una entrevista esto fuera una sobremesa. Pero es que estamos hablando de Penny Dreadful, de Tarantino, de cine que te explota en la cara… ¡Y aún ni hemos empezado con Mr. Right!

El día 9, tras la primera proyección en Sitges de Mr. Right, hubo una ronda de preguntas durante la que se comentó que fue difícil vender el guión. Lo que no gustaba era la atípica protagonista femenina, que es cualquier cosa menos pasiva. Le digo que me sorprende mucho que pase algo así a estas alturas de la vida. “Hollywood es un sistema muy machista”, replica. “De hecho hace dos años intenté mover una película de terror en la que solo había chicas y nos costó mucho financiarla precisamente por eso. Pero estamos intentando cambiar el paradigma con películas como esta“.

Otra de las preguntas de ayer fue de dónde vine la nariz de payaso que se pone Mr. Right cada vez que va a matar a alguien. Al parecer Max Landis, el guionista, tenía que aguantar muchas burlas en su etapa escolar y decidió contraatacar llevando una nariz de payaso. Eso me hizo pensar que la industria y el público de este género está cargadito de nerds. Visto esto, la pregunta «¿Quién quiere ser normal?» que repite el personaje de Sam Rockwell es todo un alegato. “Yo la refrasearía más bien como «para ser feliz no hace falta ser normal»“. Y de hecho es una idea que ya está en mi primer corto, en Carne de Neón, cuando Óscar Jaenada y Victoria Abril habían montado el puticlub finalmente y le escribían una carta a Angelito cuya última frase era algo así como ¿Cómo se puede ser feliz sin ser normal?.”Es un tema que me obsesiona un poco. Yo era gordito en el colegio y me gustaban películas raras. A todo el mundo le gustaba mucho el fútbol a mi alrededor y a mi me importaba un pimiento… Te acabas preguntando eso, cómo ser feliz, cómo ser normal. Y la nariz de payaso, a parte de ser un bonito adorno cuando vas a asesinar a alguien, es una concha protectora tras la que se esconde esa persona no tan normal“.

EntrevistaPacoCabezas2Le pregunto ahora por el reparto, con Ana Kendrick, Sam Rockwell y Tim Roth a la cabeza, que creo que no puede ser más acertado. Primero descubro que Ana Kendrick, que en cada película que la encuentro me sorprende más y mejor, se subió al barco por propia voluntad después de leer el guión y ver Carne de Neón. Me confiesa que, a su manera, Ana (como Sam y Tim) es un poco friki también. Luego aprovecho para satisfacer mi curiosidad como fan absoluta de Sam Rockwell. Yo, que lo adoro, nunca me lo hubiera imaginado como un hombre de acción pero la verdad es que lo borda. “La película casi empieza con él bailando por los pasillos de un hotel y tú preguntándote quién será ese tío. Y en la siguiente escena asesina a alguien. Te descoloca. Sinceramente creo que Sam Rockwell ha nacido para este papel: su capacidad para bailar, su sentido del humor… Yo si fuera tú me enamoraría de él“. Pues claro que me he enamorado, Paco, si lo sabes perfectamente. Y la culpa en parte es tuya. Pero es que el tío ha rodado casi todas las escenas de lucha él mismo. “Era él el 99.9% del tiempo. De hecho, le enseñé el montaje de una de las escenas de pelea en la que se abre de piernas para esquivar un golpe y me dice «Me gusta mucho pero, cuando hago el split, ¿puedes enseñar que soy yo?»“. Vamos, que lo tiene todo. No en vano “Mr. Right” es como se refieren en inglés al príncipe azul o el hombre ideal.

Se me acaba el tiempo, pero puedo irme sin apelar directamente al friki del cine que habita en Paco Cabezas y que lleva toda la conversación haciendo de apuntador. Quiero saber qué se siente al dirigir a Tim Roth, siendo Reservoir dogs (1992) la peli con la que para Paco empezó todo. “Orgullo y, sobre todo, te sientes parte de la familia”. No es casualidad el atuendo que luce Tim Roth en la escena bajo la lluvia, tan parecido al de la ópera prima de Tarantino. “Somos una gran familia de nerds que hacemos y disfrutamos de esos guiños”.

Para despedirnos ya, le pregunto a quién elegiría si pudiera volver a hacer, por ejemplo, La Jungla de Cristal (1988). Se frota la cara y se queja de lo difícil de la pregunta, pero no necesita pensárselo mucho. “Si volviera a hacer La Jungla de Cristal, me hubiera encantado, aunque ya no es posible, darle el protagonista a Phillip Seymour-Hoffman. Sería un misscasting brutal, de decir ‘¿pero este tío qué hace aquí?’. Creo que lo hubiera ‘petao’. Eso, encontrar a un personaje de acción totalmente inesperado, eso es mi obsesión“.

Pues ahí está Mr. Right para dejar grata constancia de ello.

 

Fotografías: Propiedad de Paco Cabezas y Amasia Entertainment
Entrevista de Aura C. Delgado para LGEcine.org
No está permitida su difusión sin citar las fuentes autoras

Written by Aura C. Delgado

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>