Festival de Sitges 2015

Love no triunfará en España, lo tengo muy claro. Si por casualidades de la vida, alguna distribuidora se hace con sus derechos, su exhibición en los cines será escasa. Y se de lo que hablo porque con Shame (2011) ya pasó algo similar, por no hablar de las dos partes de Nymphomaniac (2014) de Lars Von Trier. Es algo certero ya que tanto el film de McQueen como el del danés son bastante “blandos” si hay que catalogar el nivel de sexo explicito que vemos aquí, del director Gaspar Noé.

Murphy (Karl Glusman) se levanta un día de la cama recibiendo una llamada de la madre de Electra (Aomi Muyock), comentándole que ha desaparecido y que nada se sabe de ella. La historia entonces, a modo de retrospectiva, irá narrando las vivencias pasadas de Murphy y sus experiencias tanto sexuales como personales de su vida hasta el momento actual en el que se encuentra.

Impacta desde el primer segundo con la escena inicial mostrando una eyaculación explicita que vaticinará lo que nos encontraremos en adelante a la hora de ver la intrépida Love: eyaculaciones frontales, laterales, tríos, orgías y todo lo que creas que aún desconocías que se pudiera hacer, lo verás. ¡Ah! Y en un magnifico 3D que aunque no acaba siendo muy efectivo, sirve para un par de escenas que te marcarán quizás de por vida.

En todo caso y pese a que es conocido que un amplio público es reticente siempre al cine erótico intentando como es habitual, boicotear lo a la mínima ocasión y meterlo en el mismo saco que el porno, yo apuesto por este tipo de producciones. Los tiempos cambian, Internet sigue ahí y tenemos que adaptarnos. Valientes fueron aquellos como Tinto Brass o Paul Verhoeven que siendo ellos visionarios atrapados en un mundo retrógrado, fueron señalados y marcados.

Bien es cierto que Love tiene una historia que no es para tirar cohetes, ya que para mi gusto se alarga demasiado y da demasiadas vueltas en sí mismo, provocando la confusión y según el momento, algún que otro pensamiento de aburrimiento. Pero ni por asomo sus diálogos son mediocres o pobres, siendo pues una historia de autoanálisis personal y reflexión, sobre las vivencias ocurridas y los aciertos y errores de ambos personajes. Todo ello mezclado con una exquisita banda sonora que no ha dudado en usar algunos temas conocidos como los de John Carpenter en Asalto a la comisario del distrito 13 (1976) o Snatch. Cerdos y diamantes (2000).

A su vez me alegra que el Festival de Sitges apueste por este tipo de películas, ya que el cine erótico debe también estar muy presente y siempre debe ser reivindicado para que hayan más en su género. Pero eso sí, lo que no les voy a perdonar es que haya visto el film a las diez y media de la mañana. 

Vista en PASE DE PRENSA en el Festival de Cine Fantástico de Sitges 2015 el 12 de octubre , Sitges.

Nota del autor:

7,0 ███████ (Buena)

 

TRÁILER – V.O.

 

Written by Sergio Cuenca

Director adjunto de LGEcine (Pases de prensa y contenidos)

Comments