Viernes 13, El Exorcista, Halloween; todas son películas de carácter obligatorio para esta temporada donde utilizamos el ambiente de la Noche de Brujas como la excusa perfecta para hacer un maratón de cintas de terror. Y es que hasta lo mencionaba el sheriff Leigh Brackett en el clásico de John Carpenter que lleva como título el nombre de esta celebración: “Es Halloween, todos merecen un buen susto”. Sin embargo, hay otros filmes que a veces pasan desapercibidos y que se consolidan como una buena alternativa a las películas convencionales de esta fecha tan especial para quienes amamos el cine de horror.

Por ello, les presento diez películas hechas tanto para amantes del terror contemporáneo como para quienes disfrutan los clásicos serie B y que animarán (o aterrorizarán) su Halloween.:

10. SOCIETY (Brian Yuzna, 1989)

Si Cariño, he encogido a los niños (1989) tuvo algunas escenas que podían trastornar al público infantil (recordemos la secuencia del escorpión), no lograrán imaginarse lo que realizó Brian Yuzna, uno de sus guionistas originales, cuando dirigió Society. Esta película que satiriza a las clases altas nos introduce a un universo de paranoia donde Bill Whitney, un joven adinerado, empieza a sospechar de su familia aparentemente perfecta.
Yuzna nos manipula durante la mitad de la película manejando escenarios comunes del subgénero del horror sobre cultos satánicos. Nos hace creer que sabemos qué pasará al final pero, cuando llegan los últimos treinta minutos, nos sorprende con un desenlace tan grotesco –incluso para los estándares actuales- que posiblemente se quedará en nuestra cabeza durante varias horas.

9. DOS HERMANAS (Kim Jee-woon, 2003)

En una maratón de Halloween no puede faltar una buena historia de fantasmas, aunque Kim Jee-woon nos revela poco a poco que en A Tale of Two Sisters / 장화, 홍련 (Dos hermanas) no son precisamente los fantasmas a quienes les debemos temer. La trama nos presenta a dos hermanas que llegan a su nueva casa junto a su padre y su madrastra. La relación de esta última con ellas se agrava cuando empieza a cometer distintos actos de crueldad en su contra.
Esta película exige que pongamos todos nuestros sentidos en ella para lograr entenderla y, sobre todo, descifrar lo que sucedió en esa casa (la cual el director maneja como un puzzle desde la cámara). La historia da varios giros y en su conjunto, resulta siendo tanto terrorífica como deprimente.

8. EL ENTE (Sidney J. Furie, 1982)

¿Alguna vez se han preguntado lo que hubiese sido de Poltergeist siendo realizada de una forma más oscura? Sin duda, la respuesta está en The Entity (El ente), dirigida por Sidney J. Furie y protagonizada por la genial Barbara Hershey. La cinta narra la historia de una madre soltera a la que un ente la acecha y viola en repetidas ocasiones.
La dirección de Furie no puede ser más acertada aquí, acentuando planos holandeses (*)en los momentos más dramáticos y críticos. Hershey hace una interpretación de primera y aunque algunos efectos especiales de The Entity no han envejecido bien, esta producción cuenta con suficientes momentos espeluznantes como para convertirse en una cita obligada para estas fechas.
(*) Plano holandes: Llamado también “plano aberrante”. La cámara está inclinada unos 45 grados y comunica al espectador un efecto de inestabilidad, a la vez que sirve para dar dinamismo a la escena.

7. LA CASA DEL DIABLO (Ti West, 2009)

Es muy popular la leyenda urbana que menciona a Halloween como la época preferida de los cultos satánicos. Si esto por sí sólo no es el mejor pretexto para ver The House of the Devil (La casa del Diablo), ¿entonces cuál es? Este filme de Ti West –una figura prometedora para el horror contemporáneo- gira en torno a Samantha, una joven estudiante que acepta un trabajo de niñera sin saber el oscuro secreto de quienes la contratan.
Con un grandioso trabajo en cuanto a atmósfera, West no sólo homenajea al cine de terror de los 70s y 80s sino que crea una cinta terrorífica que se cuece a fuego lento y se basa en un principio de Hitchcock: lo terrorífico no es la acción sino la anticipación de ésta.

6. EL MÁS ALLÁ (Lucio Fulci, 1981)

Quienes conocemos el cine de Lucio Fulci sabemos lo que podemos esperar de E tu vivrai nel terrore – L’aldilà o The Beyond (El más allá), una de sus mejores películas. Quienes no, sepan con antelación que Fulci es apodado “el padrino del gore”, tiene una obsesión con realizar escenas que incluyan ojos saliéndose de sus órbitas y no obstante sus historias no son demasiado sólidas, su estilo visual onírico y altamente estilizado hacen de sus películas una experiencia como ninguna otra.
¿Por qué aprovechar esta temporada para revivir este clásico? Porque lo tiene todo: un hotel encantado, una entrada al infierno, zombis, mucha sangre y una espléndida soundtrack de Fabio Frizzi.

5. V/H/S (Adam Wingard, Glenn McQuaid, Radio Silence, David Bruckner, Joe Swanberg, Ti West, 2012)

A veces no es suficiente un solo relato así que, para ello, existen las películas de antología. En V/H/S nos comprimen cinco cortometrajes de terror bajo el estilo de metraje encontrado, cada uno realizado por un director diferente. Y ya lo sé, para muchos esta forma de hacer cine está desgastada, pero lo que podremos encontrar acá está por encima de muchos filmes en primera persona.
Un asesino que sólo puede ser captado mediante cámara, un grupo de amigos que se dirigen a una fiesta de Halloween y terminan en una casa maldita, una chica que mientras hace videollamadas con su novio siente la presencia de un fantasma en su hogar. Estas son varias de las historias que podrán hallar y aunque no todas son igual de terroríficas, V/H/S merece la oportunidad de ser visionada.

4. SLITHER: LA PLAGA (James Gunn, 2006)

Oh, James Gunn, qué mente tan loca. Toda una vida haciendo películas serie B para luego llegar a Hollywood e infestar de locura el cine de superhéroes con su Guardianes de la Galaxia (2014). Su debut direccional no está libre de esa demencia. Slither es una comedia de terror sobre un organismo alienígena que se puede apoderar del cuerpo de las personas y… lo que sigue, es imposible describirlo. Hay que verlo.
Gunn sabe mezclar perfectamente el humor y el horror. Por un lado, la película posee momentos hilarantes bajo un estilo de comedia cruda y ácida; y por el otro, todo el planteamiento de aquella cosa extraterrestre es horripilante, visceral y repugnante.

3. LOS VIAJEROS DE LA NOCHE (Kathryn Bigelow, 1987)

Vampiros, otra de esas criaturas tan relacionadas con la imaginería y el simbolismo de la Noche de Brujas. En el cine los hemos visto estrechamente ligados con el relato gótico, pero Near Dark (Los viajeros de la noche) es una película muy alejada de éste. Su trama nos narra la odisea de un vaquero que tras ser mordido por un vampiro deberá enfrentarse a los retos de convertirse en uno y decidir si dejará a un lado su humanidad.
Kathryn Bigelow amalgama varios géneros y salta las líneas divisorias entre uno y otro con bastante naturalidad. En el filme se encuentra cine de terror, western, romance y hasta neo-noir, todo acompañado con una atmósfera tétrica, una fotografía muy estilizada y unas criaturas de la noche inusuales, crueles y divertidas.

2. THE GUEST (Adam Wingard, 2014)

Últimamente hemos vivido el apogeo de las películas con nostalgia ochentera. The Guest hace parte de esa ola, pero más allá de la treta de usar synthpop y mucho neón como en los 80s, la película dirigida por Adam Wingard es más que un simple tributo. Se nos cuenta la historia de David, un ex soldado que visita la familia de un compañero muerto en batalla y le mejora la vida a cada miembro de esta… hasta que empiezan a sospechar sobre quién es él realmente.
Toda la cinta se desarrolla en Halloween y es inevitable notar sus influencias que van desde The Terminator hasta el cine de Carpenter. Estamos ante una sencilla historia de terror en forma de thriller de acción, una mixtura que vale la pena ver.

1. RE-ANIMATOR (Stuart Gordon, 1985)

Un clásico de culto, Re-animator es una joya de los 80s. Jeffrey Combs interpreta a Herbert West, un estudiante de medicina que pretende, mediante distintos experimentos, desarrollar una fórmula que tenga la capacidad de reanimar a los muertos.
Es una película con gore excesivo, un montaje desenfrenado y una caída en picada hacia la locura absoluta. Está situada en el punto justo de lo terrorífico y lo gracioso, con un humor muy oscuro propio del género splatstick(*). Sin embargo, lo más atractivo es la manera en la que reconstruye el mito del zombi a lo Frankenstein, utilizándolo con sus propias reglas de juego.

(*)Splatstick (acrónimo de «splatter» y «slapstick»): Subgénero del terror con elementos gore tan excesivo que se convierte en un elemento cómico. [Fuente: Wikipedia]

Written by Jhon James Gutiérrez

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *