Mountains May Depart es la última película de Jia Zhang-ke, probablemente el director chino mejor considerado de la actualidad. China, a finales de 1999. Tao, una joven de Fenyang, es cortejada por sus dos amigos de la infancia, Zang y Lianzi. Zang, propietario de una estación de gasolina, está destinado a un futuro prometedor, mientras que Liang trabaja en una mina de carbón. Su corazón está dividido entre los dos hombres, y debe tomar una decisión que sellará su destino y el de su futuro hijo.

Los primeros 90 minutos de Mountains May Depart son sencillamente impresionantes, de lo mejor que hemos podido ver este año. Un ejemplo de conmover sin manipular, de cambiar el tiempo y el espacio sin que casi lo percibas. Sin embargo, el tercer acto rompe la perfección que había mostrado anteriormente. Pasa inexplicablemente de la sutileza y la agilidad narrativa a la torpeza en la escritura y las interpretaciones ridículas. En cualquier caso, este hecho solo hace que deje de ser una obra maestra para ser una excelente película.

Un trabajo potentísimo que sitúa a Zhang-ke en la élite del cine internacional, pues su Mountains May Depart es una lección a casi cualquier nivel. Además, es una barbaridad a nivel visual, muy por encima de otros trabajos suyos. Imperdible cinta, una verdadera joya.

Vista en PASE DE PRENSA en el Festival de San Sebastián el 23 de septiembre, San Sebastián-Donosti.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy Buena)

 

TRÁILER:

 

Written by Iván Ginés

Redactor de LGEcine

Comments