La vuelta al cole/curro/sofá de nini (*) viene tirando a escasa por lo que refiere a cartelera, pero siempre hay algunas que nos hacen entrar a nuestra sala favorita y esbozar una media sonrisa de ilusión cuando aparece el logo de la productora. 

(*) El neologismo nini procede de la expresión «ni estudia ni trabaja».

Everest (2015)

Las películas sobre montañismo son más bien escasas pero suelen funcionar muy bien: extraordinarios paisajes, épica y emoción asegurada por el entorno y personajes que deben tomar decisiones trascendentales que les encumbren a héroes o les vuelvan villanos. Everest, además, cuenta con un reparto muy completo y con intérpretes consolidados.
.
.

La visita (2015)

Ya lo sé, seguir confiando a estas alturas en el director Shyamalan parece cosa de necios. Pero ahora que ha dejado sus últimas extravagancias para volver al género que domina, el misterio/terror, y que rueda con poco presupuesto, se dan elementos para pensar que quizás aún haya un poco de esperanza.
.
.

Irrational man (2015)

He de confesar que en los últimos años me he apartado bastante de Woody Allen porque se me acaba por hacer monótono. Y esta vez sigue claramente su línea habitual, así que estamos en las mismas. Pero está Joaquín Phoenix interpretando a un profesor de filosofía que busca consuelo a su crisis existencial en brazos de una alumna. Y eso tiene que funcionar seguro.
.
.

 

Mis renuncias

La falta de sutileza a la hora de dirigirse al público siempre es un error. Es cine, que no se note que solamente quieres vender entradas, porque esto va de emociones, y las que siguen parecen vacías.

American ultra (2015)

No me interesan para nada ni Jesse Eisenberg (Red social, 2010) ni Kirsten Stewart (Crepúsculo, 2008), y mucho menos las películas “molonas” que van de rompedoras y provocativas. Todo en este proyecto me huele a falta de talento e inteligencia para ni siquiera acercarse a lo que nos está vendiendo.
.

 

El caso Heineken (2015)

No es que le tenga manía a esa cerveza, que sí, sino que me parece estar delante de algo que ya he visto antes y seguramente con resultados más emocionantes. Si le cambiásemos el Heineken por Paco, no iba ni el tato a verla.
.
.

Vampyres (2015)

Sinceramente, pensaba que este tipo de producciones ya ni siquiera se hacían. Dos vampiras que habitan una mansión atraen a hombres con promesas de orgías que acaban en baños de sangre; nuestros protagonistas, excursionistas fiesteros. Tal cual. Juzguen ustedes mismos.
.
.

Pinocho y su amiga Coco  (2013)

No suelo entrar al trapo con películas infantiles, pero ¿Era necesario otro Pinocho? ¿Y hecho por PC? Señores, creen cuentos originales, como hacía Disney, como hace Pixar. Historias que puedan ver en cines los peques sin que sus sacrificados padres se duerman en la butaca. Cumplan unos estándares mínimos de calidad, sea quien sea el target al que destinen su producto.
.
.

Hoy en día y gracias al gobierno imperante, ir al cine sale por un buen pico. Eso hace que uno deba escoger bien en qué sala se mete, ya que ir a ver una película significa dejar de ver otras que a priori también apetecen. En esta sección haré un pequeño análisis de los estrenos del mes que sin haber visto aún tienen pinta de imprescindibles.

Written by Eloy Cabacas

Redactor jefe (Noticias)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *