Poltergeist (David Lindsay-Abaire , 2015) – 93 min

El argumento gira entorno a una familia que se muda a nueva casa en la cual serán víctimas de un terrorífico y violento fenómeno paranormal: un poltergeist. Remake de la película del mismo nombre anteriormente dirigida por Tobe Hooper en 1982, realizada en esta ocasión por Gil Kenan (Monster House, 2006).
Para empezar diré que no entiendo la obsesión de Hollywood con los remakes. Supongo que son una apuesta segura, saben que mucha gente irá a ver la película aunque sea por mera curiosidad; por averiguar qué tiene de novedad esa nueva versión, y lo cierto es que casi nunca tiene nada nuevo. Esta no es una excepción. Al menos en este caso entre una y otra versión han pasado treinta años. Treinta años en los que evidentemente los efectos especiales han mejorado, pero en este caso en concreto, y en el cine de terror en general, no creo que unos mejores efectos especiales vayan necesariamente ligados a una película más aterradora, lo que al fin y al cabo es la máxima del género. Evidentemente ayuda a dar una mayor credibilidad, pero lo que realmente conseguirá crear una historia que consiga inspirarnos temor serán las estrategias narrativas por las que se opte, y según como se usen.

En esta nueva versión, a pesar de ese despliegue de efectos visuales, la herramienta utilizada para asustar al espectador es el sonido. No es una película muy aterradora que digamos, pero sí que consiguió que me sobresaltara en el asiento en más de una ocasión, con esos potentes “golpes sonoros”, que por mucho que apodamos verlos venir no dejan de ser efectivos. Es un recurso muy básico, que llega incluso a ser repetitivo a lo largo de la película, pero que no obstante, funciona.

poltergeist 2015_001El elenco también funciona, a excepción de la joven adolescente, extremadamente insípida en mi opinión. En el reparto destaca la complicidad del matrimonio protagonista. Se agradece también el toque cómico aportado por Jared Harris, y sobre todo por Sam Rockwell (Moon, 2009), sin duda alguna lo mejor de la película. Rockwell consigue hacer algo curioso con un personaje que en la original no era nada interesante, poniéndose en la piel de un tipo de hombre cada vez más común en nuestro contexto socio-cultural actual, el del hombre de clase media-alta que de repente se queda en el paro. Con lo que ser el único sustento económico de una familia con tres hijos supone. Se agradece además ver a este actor en un registro distinto al habitual. Jared Harris por otro lado, supone la gran novedad de esta película en cuanto a su predecesora. Si bien en la anterior se hacía una crítica al poder absorbente de la TV (¡y eso que estábamos en los ochenta!), Harris con su personaje plantea también la cuestionable moralidad de los realitys-shows americanos.

poltergeist 2015_002Por lo demás, en el remake de Kenan la trama se mantiene intacta. Incluso las actrices protagonistas (Kennedi Clements y Heather O’rourke) guardan un descarado parecido, a pesar de ser una rubia platino y otra morena y pecosa. Si a ello le sumamos que si para la original el tema de los fenómenos paranormales podía resultar novedoso, a 2015 la proliferación de películas del género con este tipo de temática no es desde luego una baza a su favor. No obstante, la película es correcta. Resultará entretenida a quienes no hayan visto la de 1982, y no aportará nada nuevo a los que sí.

Distribuida en España por FOX 
Vista en PASE DE PRENSA en Cines Capitol el 20 de mayo, Madrid.

Nota del autor:
6,0 ██████ (Correcta)

Película en CARTELERA a partir del 8 de mayo de 2015.

 

 TRÁILER

Written by Guadalupe Larrey

Coordinadora de LGEcine

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *