Las recomendaciones de este mes vienen marcadas por la palabra oportunidad: de ver cine de otros lares, la opera prima de dos grandes actores o quizás el resurgir de un mito. En cualquier caso, hay que estar para que no te lo cuenten.

Convicto (Starred up)(2013)

Con dos años de retraso llega este drama carcelario, que a priori parece lo más interesante que ha hecho hasta la fecha el director David Mackenzie, que no es decir mucho. A la siempre atractiva temática carcelaria hay que añadirle un guion que se presume como profundo y veraz. Tiene buena pinta, así que démosle una oportunidad.
.
.

Qué difícil es ser un dios (2013)

Otra que llega tarde a nuestras pantallas. Sci-Fi rusa sobre unos científicos enviados a un planeta que se rige por costumbres parecidas a las de nuestra Edad Media. Llama suficientemente la atención como para echarle un vistazo un día del espectador..
.
.

Aguas tranquilas (2014)

Cine japonés con un gran componente filosófico y con un tratamiento visual muy cuidado. Seré yo que este mes estoy especialmente expansivo, pero de vez en cuando apetece ver qué hacen por otros lares, y más cuando se presenta la oportunidad de catar algo que se sale de lo habitual. No será todo Bruce Willis y/o Torrente, ¿No?.
.

Lost River (2015)

Charm. Esa es la palabra que define a Ryan Gosling. Que sea un talentazo como actor no asegura para nada que sepa dirigir, y menos aún escribir un guion tan ambicioso como este. Pese a la destroza que está haciendo la crítica con su opera prima, no concederle el beneficio de la duda sería poco menos que un crimen.

el maestro del agua_miniEl maestro del agua (2014)

Por razones parecidas a las expuestas en Lost river, no hay que perderse esta. Russell Crowe nos ha dado muchas horas de grandes interpretaciones y ha sabido elegir con suficiente tino sus papeles como para pensar que no saldremos de vacío si vamos a verle debutar en la dirección.

 

la sombra del actor_miniLa sombra del actor (2014)

Los asiduos a esta sección (infinitas gracias a todos) sabrán lo mal que le sabe al autor lo que ha llegado a degenerar Al Pacino como actor. Pero esto no quita que se hayan conjurado los astros como para que se den suficientes factores para creer en el milagro de su vuelta por la puerta grande: Barry Levinson tras las cámaras, un papel a lo Birdman, un guion basado en una novela de Philip Roth,… Si con todo esto no se sale, ya le podemos dar definitivamente por perdido.

 

Vengadores 2_miniLos Vengadores: la era de Ultrón (2015)

Poca gente me discutirá que es el estreno más esperado del año. No soy un gran fan de la primera parte del crossover más potente de los últimos tiempos (me van más las de Iron Man a solas, les encuentro más chicha), pero es de esas películas que te marcan la semana: estás esperando a que llegue el viernes y no para irte de copas, sino para meterte en el cine. Y eso es una clara señal de que se trata de un acontecimiento importante ir a verla. 

 

Mis renuncias

Esta vez toca estopa concentrada. Pocas minas pero cuidado con no pisar una de ellas, sobre todo la última, pues es de las que no perdona.

Fast & Furious 7 (2015)

En serio: ¡¿siete?!. Que alguien pare esto ya. Ni siquiera vi la primera. No podían hacer Los siete samuráis siete veces, no. O Seven, una por pecado capital, que hasta daría juego. Hay que tragarse en cartelera a Vin Diesel (encima tiene apellido de carburante…) y compañía; o no, porque en mi caso hace años que las esquivo.
.

 

Mortdecai (2015)

Johnny Depp llevaba como dos horas sin interpretar a alguien excéntrico disfrazado estrambóticamente. Hace siglos era un buen actor con una carrera respetable y ahora se ha vuelto un chiste mal contado, un ego mal entendido que se repite hasta el más allá. Qué pena tan grande.
.
.

Superpoli en Las Vegas (2015)

Este tipo de producto tan extremadamente chungo ni siquiera debería proyectarse en pantalla sin una advertencia. No sé qué sentido tiene rodar esto aparte de intentar embaucar a algún despistado que se meta en la sala por no haber leído aún El repaso de este mes. Como diría Gandalf: «¡Huid, insensatos!».
.
.

.

.

Hoy en día y gracias al gobierno imperante, ir al cine sale por un buen pico. Eso hace que uno deba escoger bien en qué sala se mete, ya que ir a ver una película significa dejar de ver otras que a priori también apetecen. En esta sección haré un pequeño análisis de los estrenos del mes que sin haber visto aún tienen pinta de imprescindibles.

Written by Eloy Cabacas

Redactor jefe (Noticias)

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *