Título original: The Lord of the Rings: The Two Towers
País: EEUU
Director:
Peter Jackson

Guión: Fran Walsh, Philippa Boyens, Peter Jackson, Stephen Sinclair (novela: J.R.R. Tolkien)
Música: Howard Shore

“[…] En general es una buena película, una buena segunda entrega, con sus pros y sus contras […] Peter Jackson gana la confianza necesaria para añadir secuencias que no existen en la obra de J.R.R. Tolkien en pos de un seguimiento más fiel en su tiempo histórico”

El viaje a Mordor
Tras la disolución de la compañía del anillo parece no haber esperanza para los pueblos libres de la Tierra Media. Con Gandalf desaparecido y los hobbits dispersos, la misión puede fracasar en cualquier momento. Así empieza esta segunda entrega donde el director Peter Jackson se centra más en sus personajes dentro del contexto, y los cambios argumentales por guión se hacen más patentes. Estos cambios crean precedente, ya que en la anterior entrega, el material añadido suele aparecer en otras obras de J.R.R.Tolkien, y las modificaciones son acordes en el contexto.

Por el contrario, a partir de esta entrega Peter Jackson gana la confianza necesaria para añadir secuencias que no existen en la obra de J.R.R. Tolkien en pos de un seguimiento más fiel en su tiempo histórico y en detenimiento a la exactitud de los hechos, provocando la necesidad de añadir trazas argumentales para mantener el suspense en el espectador.

Un mimetismo inesperado
De las tres líneas argumentales con las que cuenta la película cabe destacar la calidad interpretativa del grupo de Frodo, Sam y Gollum. Este último sobresale en la interpretación encarnando su doble personalidad, y aun siendo un personaje animado la fuerza que le imprime su actor de fotogramas clave (Andy Serkis) le reportó dos nominaciones y un galardón de la Academia durante toda la saga. Es justamente en esta entrega donde empieza a relucir su calidad interpretativa.

ESDLA_Las dos torres_001En contrapunto en el grupo liderado por Aragorn (Viggo Mortensen, Promesas del Este 2007), cabe destacar la sobre interpretación del elfo Legolas (Orlando Bloom, El reino de los cielos 2005) así como el pobre papel cómico y secundario al que queda relegado el enano Gimli (John Rhys-Davies) por exigencias del guión.

Imagen y sonido a la altura de las expectativas
En el apartado audiovisual la calidad se mantiene patente, las imágenes de acción deslumbran como en su anterior entrega mostrándonos el desenlace de la batalla contra el balrog, También destacan la batalla de Cuernavilla, en el abismo de Helm, y la toma de Isengard. En esta ocasión Peter Jackson vuelve a contar con una figuración de lujo, como ya ocurrió en la entrega anterior y se repetirá en la siguiente. La armada Neozelandesa interpreta a los ejércitos de orcos y elfos dándonos una correspondiente sensación marcial en unas formaciones de batalla magnificadas por los efectos digitales.

ESDLA_Las dos torres_002Una BSO asentada
En la línea de la anterior edición, los motivos musicales se repiten dando continuidad a la saga. Los tonos, divertidos y nostálgicos para los hobbits, y graves y agresivos para la trama siguen funcionando perfectamente. Además en esta entrega cuentan con un tema añadido sobre la marca de Rohan, que aporta frescura a una ya memorable banda sonora.

Si es cierto que cada una de las líneas argumentales cuenta con su propio clímax, es imposible mantener el mismo peso argumental en todas. Aun así, en general es una buena película, teniendo en cuenta que no se la puede separar de su antecesora y su predecesora, puesto que perdería coherencia.

Una buena segunda entrega, con sus pros y sus contras.

ESDLA_Las dos torres_003Distribuida en España por AURUM PRODUCCIONES
Fecha de estreno en España el 18 de Diciembre de 2002.

Nota del autor:
7,0 ███████ (Buena)

GALERÍA

Written by Akira Funakawa

Comments

No Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *