Der Medicus (The Physician) (Philipp Stolzl, 2013) – 150 min

Casi 30 años han pasado para que llegara al cine la (inevitable) adaptación del best-seller de Noah Gordon El médico, publicado en 1986. Y lo hace de la mano de un equipo casi al completo alemán, con el director Philipp Stölzl a la cabeza. La historia empieza en Inglaterra, cuando Rob Cole, un niño que ha quedado huérfano, comienza a trabajar como ayudante de un barbero que se dedica a hacer pequeñas operaciones. Según pasan los años, el interés de Rob por la medicina irá creciendo, y las limitaciones que existen de la materia en Occidente le harán emprender un viaje a Persia para estudiar con el que es considerado el mejor médico del mundo.

Al hablar de una gran producción alemana de los últimos años basada en un libro superventas, puede venir a la cabeza la adaptación de El perfume de Patrick Süskind que llevó a cabo Tom Tykwer en 2006. Con gran despliegue técnico y rodada en inglés con un reparto internacional al igual que El médico, la película de Tykwer tenía una identidad propia como ejercicio de estilo lírico y tenebrista al mismo tiempo. Por el contrario, el trabajo de Philipp Stölzl, que cuenta en su filmografía con un drama de aventuras, Nordwand (2008) una película romántica de época, Goethe! (2010), y un thriller de acción protagonizado por Aaron Eckhart, El último testigo (2012), se encuentra en las antípodas del de Tykwer.

Stölzl no le imprime al aspecto visual de la película ningún tipo de personalidad. Como un artesano competente, parece más bien limitarse a ilustrar el guión de Jan Berger (Kebab Connection 2004, Somos la noche 2010), el cual, por otra parte, simplifica cualquier situación comprometida para hacer toda la historia fácil y accesible. Omitidos quedan la muerte del barbero que enseña a Rob, los problemas para aprender la lengua persa o la religión del protagonista, o toda la parte final en Inglaterra, muy conflictiva en el libro, y que en la película se resuelve con un happy ending. A grandes rasgos y muy esbozados quedan reflejados los conflictos entre ciencia y religión, en favor de una trama amorosa tan alejada de la que se contaba en el libro que bien podría darse por inventada.

El médico da la sensación de ser una película hecha a trazos gruesos, sin detallismo ni filigranas. Esto se refleja en un montaje en el que se notan demasiado los cortes en sus bruscas transiciones, las cuales muchas veces deslucen los mejores aspectos de la película, como son la fotografía de Hagen Bogdanski (las escenas del desierto son sobrecogedoras) y la cuidada ambientación. La sensibilidad es impostada o forzada por elementos como la banda sonora, para la cual el director cuenta de nuevo con Ingo –Ludwig- Frenzel, que tras Goethe!, vuelve a preferir adaptarse a los modelos ya existentes antes que crear una partitura más original. Aquí se limita a saturar el contenido de las imágenes con temas en su mayoría arabescos que parecen tomados del Hans Zimmer de El príncipe de Egipto (1998) o del Harry Gregson-Williams de Prince of Persia: las arenas del tiempo (2010).

No suele ser extraño en este tipo de producciones que el peso del film lo lleve un actor no demasiado conocido, al que le rodean rostros famosos. Ya le pasó a Ben Wishaw en El perfume. El también inglés , protagonista de El médico, no es Wishaw (como tampoco su Rob Cole es Jean Baptiste Grenouille), pero le aporta carisma a un personaje demasiado indulgente, tan falto de matices y de lucha interna, que provoca el efecto contrario del que debería. Junto a Payne destaca Stellan Skarsgard (Los vengadores, 2012) como el campechano barbero. Ben Kingsley (La invención de Hugo, 2011) por su parte parece interpretarse a sí mismo, mientras que Olivier Martínez está esperpéntico como el Shah, y Emma Rigby increíble en su papel de chica inocente.

El médico parece más bien una película hecha por encargo que un proyecto realmente ambicioso. Lo que era una novela histórica se convierte en un folletín de aventuras, amor y amistad adecuado para casi todos los públicos. Una estrategia comercial que trivializa un producto que, quizás en algún momento, pudo apuntar a ser mucho más de lo que en realmente se ha quedado.

Distribuida en España por DeAPLANETA
Vista en PASE DE PRENSA el Miércoles 18 de Diciembre de 2013 en CINES PRINCESA, Madrid.

Nota del autor: 4,0 ███████ (Mediocre)
Película en CARTELERA a partir del 25 de Diciembre de 2013.

Trailer

Written by Sofia Pérez Delgado

Redactora de LGEcine

Comments

No Comments

Nerea

Dice muy poco de esta película que, sin haber leído el libro, notase la superficialidad en todos los aspectos; no profundiza nada. Muy entretenida, pero comparto tu opinión, Sofía, un desperdicio haber gastado la bala en algo así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *