Aunque nos gustaría, resulta imposible poder hacer una crítica de cada película que vemos. Para solventar esto nace “Mi semana cinéfila“, por el momento sólo con la aportación de Sandro Fiorito, quien dará su opinión acerca de las últimas películas que haya visto a lo largo de la última semana de una forma muy resumida.

Dredd (2012) 8,0 (Muy buena)

Director: Pete Travis País: Reino Unido GéneroCiencia Ficción

Los “Jueces” deben poner orden en esta absorbente visión futurista sobre un mundo caótico.
Lo mejor: Su impresionante, atractivo e impecable despliegue visual y técnico. Lo explícito de sus escenas tan violentas como desagradables y sorprendentes. La originalidad de su conjunto, capaz de construir una atmósfera tan gris, opresora y en definitiva personal que la realización consigue impregnar a la película. Una banda sonora que se erige como excelente compañera de una cinta atrevida y transgresora, muy interesante por cómo plantea la figura de las autoridades en un futuro post-apocalíptico: esto es fruto de la buena historia sobre la que se basa, pero Pete Travis es quien logra adaptarlo y reflejarlo con brillantez. Karl Urban, sin más posibilidad de expresión que su boca, apoya el poderío de su interpretación en los movimientos corporales de su personaje.
Lo peor: Que la práctica totalidad de la historia se desarrolle entre los muros de un edificio (pese a lo interesante de su interior, argumental y estéticamente), evitando la posibilidad de poder disfrutar más de los exteriores de una ciudad cuyos rincones intrigan bastante. Que parezca haber sido diseñada para producir una segunda entrega, algo que sería una buena noticia de no haber fracasado en taquilla. No obstante, la productora está recuperando su inversión gracias a la posterior venta de DVD’s, lo que está resultando un éxito y que está ayudando a relanzar esta película que fue injustamente ignorada en los cines, quedando (entonces sí) más abierta la posibilidad de una secuela.

Veinte pasos para la muerte (1970) | 6,0 (Correcta)

Director: Manuel EstebaAntonio Mollica País: Italia / España Género: Western / Spaghetti Western

Interesante coproducción hispano-italiana que deja ligeros destellos de buen western.
Lo mejor: Pese al visible bajo presupuesto con el que se desarrolla y la limitación de sus espacios de rodaje, ofrece una creíble ambientación sobre la que fluye una interesante historia que mezcla elementos románticos, raciales, políticos y de venganza. Alberto Fanese  aporta la mejor interpretación del reparto.
Lo peor: La exagerada y errática caracterización de Dean Reed, “Mestizo” (mitad indio, mitad irlandés), un personaje destartalado que mezcla el moreno maquillado de su piel con chirriantes mechones rubios en los cabellos. Su rol es el peor escrito y contradictorio, chocando bastante su  relación con la familia adoptiva.

Los cautivos (1957) | 6,0 (Correcta)

Director: Budd Boetticher País: EEUU Género: Western

Entretenido western en el que una diligencia es secuestrada por unos forajidos.
Lo mejor: Las sinceras conversaciones entre el personaje de Randolph Scott y su captor, encarnado por Richard Boone, y algunos momentos de lucidez en el guión que aportan frases muy interesantes. Busca con las palabras la fuerza de convicción a la que no llega con las balas. Planteamiento original respecto a la relación de sus personajes y el transcurso de la historia. Buen trabajo de los actores principales.
Lo peor: La ingenuidad de sus personajes en los momentos clave evidencian la falta de imaginación a la hora de dar finiquito a sus historias. La sobreactuada chulería de un joven Henry Silva, cuyo personaje termina desaprovechándose. El conjunto de la cinta no da para más y es rápidamente olvidable.

Argo (2012) | 7,0 (Buena)

Director: Ben Affleck País: EEUU GéneroThriller

Nueva demostración de buen cine de Ben Affleck, que se consagra como un sólido director.
Lo mejor: Una historia intrigante, muy entretenida, bien desarrollada, interpretada y magníficamente ambientada sobre el rescate de un grupo de diplomáticos americanos en Irán. Excelente manejo del ritmo. El personaje de Ben Affleck gusta en fondo y forma. Las veces que aparece Alan Arkin en escena añaden brillantez y frescura a la cinta.
Lo peor: Que todo se reduzca a una carrera contrarreloj, recurso tantas veces explotado en el cine. Siguiendo un modelo muy parecido a otra de sus competidoras en los Oscars 2013 (“La noche más oscura“, Kathryn Bigelow), y aún habiéndose impuesto como Mejor Película, transmite menos tensión y trascendencia que la cinta sobre la busca y captura de Bin Laden.

Written by Sandro Fiorito

Director general de LGEcine

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *