intocable_bannerTítulo original: Intouchables
Títulos alternativos: Amigos intocables (Argentina | Uruguay), Amigos (Chile | México | Perú ), Amigos para siempre (Venezuela)
País: Francia
Primera proyección: España, 21 Sep. 2011 (Festival San Sebastián)
Duración: 109 min.
Director: Olivier Nakache, Eric Toledano
Guión: Olivier NakacheEric Toledano
Música: Ludovico Einaudi
Género: Comedia. Drama.
Reparto: François Cluzet, Omar Sy, Anne Le Ny, Audrey Fleurot, Clotilde Mollet,Joséphine de Meaux, Alba Gaia Bellugi, Cyril Mendy, Christian Ameri, Marie-Laure Descoureaux, Gregoire Oestermann 

“[…] Se digiere con entusiasmo, entre sonrisas y carcajadas, con el corazón en un puño y la alegría haciéndolo latir con emoción […] La realidad de un drama visto tal y como deberíamos contemplarlo, con naturalidad, sin ataduras, con simpatía y transmitiendo ganas de vivir […]”

intocable_xlgVamos directamente a por sus personajes. Son el claro ejemplo de que los polos opuestos se atraen, de que es más lo que nos une que lo que nos separa, pues siendo ambos completamente distintos activan por obra y gracia del siempre imprevisible juego del destino una extraordinaria, entrañable y divertida relación. Phillippe (François Cluzet) es blanco, tetraplégico, millonario, bien posicionado y de buena familia, amante del arte en general y de la música clásica y la poesía en particular. Driss (Omar Sy) -su cuidador- es negro, goza de una salud plena, se encuentra (o encontraba) en paro, pertenece a una familia deshecha que vive en un barrio marginal, y le encanta escuchar y bailar funky. Ambos coinciden en lo principal: son unas bellísimas personas, alegres y especiales, cuya máxima es la de poder disfrutar de la vida.

Driss irrumpe en la soporífera monotonía de Phillippe para tirar a la basura la bandera de la hipocresía o ignorancia que enarbolan muchos de los llamados tolerantes y/o conocedores del drama que suscita cualquier tipo de discapacidad. Lo verdaderamente doloroso de cualquier afectado por un problema de estas características no es sólo la desgracia que le ha sido impuesta sino la errónea percepción de la gente que les rodea, empeñada en hacer ver a esa persona como alguien distinto y dispensándole por ello un trato diferente y excesivamente protector. Intocable” rompe esas barreras y nos saca de nuestro letargo para que nos atrevamos a descubrir por nosotros mismos la realidad de las cosas desde una óptica alejada de los tópicos, en esta historia inspirada en hechos reales que se digiere con entusiasmo, entre sonrisas y carcajadas, con el corazón en un puño y la alegría haciéndolo latir con emoción. El buen rollo se apodera de la cinta y uno se siente profundamente ligado a sus personajes, interpretados con absoluta brillantez por dos inmensos François Cluzet (“Pequeñas mentiras sin importancia“, 2010) y Omar Sy (“Corresponsales especiales“, 2009).

Ellos son los pilares de una película que Olivier Nakache y Eric Toledano (“Aquellos días felices“, 2006) han manejado con pulso firme, manteniendo el metraje libre de lagunas y contundente en el recorrido directo hacia nuestras emociones. La película se disfruta muchísimo y su espíritu nos invita a afrontar la vida tumbando los muros del prejuicio racial, social o de cualquier otra condición para mostrar cómo ni siquiera aquello que consideramos como el problema más grande puede ser capaz de derrumbarnos si somos capaces de mantener lo que más transmite esta película: optimismo y alegría. La música no se utiliza como herramienta que busque manipular nuestras sensaciones -pues su bien labrado guión no necesita de artificios para calar hondo- siendo utilizada con acierto para alternar un magnífico repertorio de melodías clásicas y temas de marcado estilo funky, con las preciosas partituras del italiano Ludovico Einaudi (“El fin es mi principio“, 2010), que se encarga de componer el ‘score’.

Con todo esto, la realidad de un drama visto tal y como deberíamos contemplarlo, con naturalidad, sin ataduras, con simpatía y transmitiendo ganas de vivir. Afrontando los problemas como refleja aquella enseñanza samurai que se pronunció en “Ghost Dog” (1999): “trata los asuntos más leves con la mayor delicadeza, y los casos graves, con mayor ligereza“. Encantadora, realista, motivadora. Porque aquí no hay gente distinta: sólo hay personas.

– Para ti, mamá, la ‘intocable’ más fuerte que conozco.

Nota del autor:
8,0
 █████████ (Muy buena)
Promedio de notas:
8,0 █████████ (Muy buena)
FilmAffinity: 8,1 | CINeol: 7,9 | IMDb: 8,6 | LGEcine: 7,7

.

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sergio Cuenca
Intouchables” tiene (y seguirá teniendo) todos los ingredientes para haber sido una gran candidata a los Oscars del 2012 con el permiso de “The Artist”. No obstante, he intentado buscar un razonamiento de porqué para mí no es un film maravilloso y la verdad es que no he logrado dar con una respuesta concreta. A veces, no todo tiene una explicación. Podría decir que no me ha llegado a calar tan hondo como a la mayoría. Logra reflejar con excelencia que a las personas hay que tratarlas como personas. Que una discapacidad no es sinónimo de INCAPACIDAD y mucho menos que para colmo decidan lo que han de hacer o pensar por uno mismo. Lo que conmueve del film es ver como estas dos personas van llegando a entablar una relación y el proceso que se va siguiendo hasta el final. Ver como se necesitan mutuamente y lo que adquiere el uno del otro. Es quizás esta parte la que no me logra cuadrar mucho debido a que yo personalmente no abriría las puertas de mi casa de una forma tan rápida y quizás menos aún, depositaria tal grado de confianza a alguien que viene de un barrio marginal, independientemente de que sea una buena persona. Repito, esto siendo yo. Aún así me hace pensar en la valentía de Phillippe, -quien no tiene nada que perder-, ya que se arriesga a probar con un desconocido. Por otro lado, Driss, es ese tipo de personas excepcionales que es difícil de encontrar. Y más aún sabiendo que proviene de un barrio donde la chusma, el trapicheo y todo lo que sea sinónimo de malo o negativo, abunda. Driss posee lo que a muchas personas les falta: bondad, naturalidad y sobre todo ese gran entusiasmo por vivir la vida y ser capaz de contagiarlo. Quizás lo que tampoco me cuadra aquí es el modo en el que se ve a la alta sociedad. La pintan como una sociedad vacía de sentimientos, manipuladora y llena de prejuicios. Es como si el caso de Phillippe fuera una excepción porque si nos fijamos todo lo que lo rodea (el casting de selección, su hija adoptiva y su novio, el vecino) da rotundamente un poco de asco. Yo no es que defienda este modo de vida, pero, ¿realmente hace falta que un desconocido entre en nuestras vidas para que esto cambie? Decir que no he disfrutado del film seria mentir. Porque lo que potencia en gran medida “Intocable” es su gran acierto al añadirle ese punto de comedia que la hace entrañable y más cercana al espectador. Y eso, independientemente de mis puntos negativos, no recuerdo haberlo visto en muchos films. 7.



CURIOSIDADES

curiosidases_intocableInspirada en la historia real de Philippe Pozzo di Borgo y Abdel Sellou, cuya fotografía se puede ver pinchando aquí.
.
.
 

 

POSTAL
intocable

Written by Sandro Fiorito

Director Adjunto

Comments

No Comments

Daniel Züruck

La película francesa más taquillera de toda la historia de Francia. Pese a su trama que en muchos aspectos es dura por ver la vida de un discapacitado, es encantador contemplar como intentan hacerte ver que lo último que se pierde son las ganas de vivir y de sentirte vivo. Con la ayuda de las personas que no te ven como un bicho raro, sino como una persona normal todo se consigue. Los personajes te consiguen transmitir todos sus problemas y virtudes, sin duda fascinantes.
Y que con esta película la gente se conciencie de que todos los problemas tienen solución y que pese a ellos somos personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *