Declaradme culpable (2006)

Título original: Find me guilty
País: EEUU
Primera proyección: Alemania, 16 Feb. 2006 (Festival Internacional de Berlín)
Duración: 125 min.
Director: Sidney Lumet
Guión: Sidney Lumet, T.J. Mancini, Robert J. McCrea
Música: Jonathan Tunick / Varios
Género: Drama. Comedia
Reparto: Vin Diesel, Ron Silver, Alex Rocco, Peter Dinklage, Linus Roache, Annabella Sciorra, Raúl Esparza, Richard Portnow, Robert Stanton, Marcia Jean Kurtz, Domenick Lombardozzi, Jerry Adler

“[...] Absorbente, simpática, animada, natural, brillante, mordaz e irónica […] Una cinta dinámica, alegre, ligera, llena de grandes momentos y con destellos del mejor cine, aparentando bajo su fachada de convencional un exquisito e inteligente entretenimiento […] Genial interpretación de Vin Diesel [...]”

Este drama judicial con visibles rasgos de comedia refleja cómo el inolvidable Sidney Lumet, autor de obras tan necesarias y reconocidas como “12 hombres sin piedad” (1957), “The Hill (La colina” (1965) o “Sérpico” (1973), lucía a sus ochenta y dos años el impecable pulso de un veterano y las ganas y la fuerza de algún talentoso iniciado. Qué buena es una película cuando el encargado de hacerla es todo un maestro. Absorbente, simpática, animada, natural, brillante, mordaz e irónica. Quizá sea más cosas esta agradable y divertida película, capaz de saber conjugar la cara más dramática de las circunstancias que se exponen en el argumento y los enredos judiciales con una base hilarante, fórmula que sirve para que uno disfrute de la cinta sin preocuparse por el paso de las agujas del reloj.

Su guión conserva un ritmo constante que mantiene la misma velocidad durante prácticamente la totalidad de la duración, y aunque no guarde tras de sí uno de esos sorprendentes pleitos en los que cualquier prueba o testigo den la vuelta a la tortilla con sorprendentes revelaciones, se vale de habilidad para hacer fluir un río de interesantísimas declaraciones cuyo epicentro radica en la genial interpretación de su protagonista principal, un atípico Vin Diesel.

La obra está basada en hechos reales, siendo muchos de los diálogos que se reproducen en la misma completamente originales, extraídos de las transcripciones que se realizaron en uno de los más grandes, largos y costosos juicios contra la Mafia en los Estados Unidos a finales de los años noventa, en el que se acusaba a gran parte de la organización criminal conocida como la familia Lucchese de infinidad de delitos. En ese juicio se encontraba el ya condenado a treinta años de prisión por tráfico de drogas Jackie DiNorscio (encarnado aquí por Vin Diesel), primero miembro de la familia Bruno y posteriormente de la Lucchese. Llegaba al Tribunal con la sensación de que no tenía nada que perder, aunque su ya de por sí extendida condena podía pasar a ser mayor en función del resultado de este juicio. Cansado de los malos resultados de su abogado y firme cumplidor de la Omertà (La ‘ley del silencio’ en la que se basan los mafiosos para no delatar a nadie), sorprendió con la decisión de defenderse a sí mismo pese a no contar con ninguna experiencia legal. Su única arma radicaba entonces en su carismática personalidad, con la que debería conquistar al gran jurado popular que se compuso para el juicio.

Algunas críticas profesionales coincidieron en denunciar que la película ofrece un retrato demasiado amable y simpático de la Mafia. Son ya muchos años en los que la relación del cine con esta organización criminal es profunda y por ello ésta se puede considerar como un idilio, una aventura de amor en la que los directores, generalmente, ofrecen retratos de estos criminales por los que podamos sentir cierta simpatía, compasión o simplemente no-repulsión. Por ello, algunas de las más grandes películas, series y personajes de la historia están basadas en el mencionado clan de origen italiano. Ahí están Francis Ford Coppola o Martin Scorsese. Marlon Brando o Robert De Niro. Tony Montana o Tony Soprano. No olvidemos que esto es cine y que aquí, se puede soñar, fantasear, disfrutar. Después, la vida real puede ser muy distinta y estar llena de auténtica crudeza respecto a lo que se expone en un film. Ya somos suficientemente conscientes para asumirlo, no necesitamos de las lecciones de ningún crítico acomplejado que esté tocado por la hipócrita manía ‘políticamente-correcta’.

Ver a Vin Diesel (“Las crónicas de Riddick“, 2004) en el póster se me hizo muy extraño, por lo que me adentré a hurtadillas en la película para ver cómo desarrollaba su papel. Jamás he tenido un prejuicio contra este actor, pero sencillamente no estaba acostumbrado a verle caracterizado de esta manera. Quizá por ello me sorprendió tan gratamente con una interpretación que desprende frescura, espontaneidad, naturalidad. Se le ve tan cómodo dentro de su simpático personaje que cuesta recordarle como ese quebrantahuesos de películas de acción que destroza a sus enemigos cargado de armas. En términos generales las interpretaciones de todos cumplen, consiguiendo Alex Rocco (“Ases calientes“, 2006) como Nick Calabrese convertirse en un ser despreciable, asqueroso y estúpido. Señal sin duda de que se ha marcado un buen papel. Destaca, y mucho, el trabajo de Peter Dinklage (“Un funeral de muerte“, 2006) como el abogado defensor Ben Klandis. Ron Silver (“Ali“, 2001), que desempeña el papel del juez Finestein, también es digno de mención.

En el apartado musical podremos encontrar piezas de swing, blues o jazz como la que abre y cierra el telón de la película, el mítico “When you’re smiling” de Louis Prima, entre otras de muy agradecida audición. Dicho todo esto, y en resumen, lo que aquí encontraremos será una cinta dinámica, alegre, ligera, llena de grandes momentos y con destellos del mejor cine, aparentando bajo su fachada de convencional un exquisito e inteligente entretenimiento que se continúa disfrutando después, al recordar sus ocurrentes escenas.

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

Promedio de notas:
6,8 ███████ (Buena)

Filmaffinity: 6,2 | CINEol: 6,6 | IMDB: 7,0 | LGEcine: 7,5

Escuchar BSO (Enlace externo)
Tema 1 |  


COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Miquel Alenyà
“[...] Guarda paralelismos temáticos con el primer film del autor, “Doce hombres sin piedad” (1957) […] Incluye algunas de las constantes del maestro: aire de pesimismo, desconfianza del sistema judicial americano, fragilidad del mismo ante el error humano, el azar y las obstrucciones de acusados y defensores, corrupción de la policía, etc. El relato es sobrio, austero y sombrío, salpicado de humor tragicómico […] El guión muestra habilidad para la variedad de situaciones, cambios de sentido y giros argumentales. Salpica la acción de humor verbal y gestual, apoyado en juegos de palabras, errores comunes, sorpresas y chistes de colores variados (blanco, verde, marrón y negro). La interpretación de Diesel demuestra el dominio de un número de registros mayor de lo esperado. La dirección crea una obra digna, correcta, entretenida, aunque algo fría [...]” 7.

CURIOSIDADES
- Joe Pesci fue tanteado originalmente para el papel de Jack DiNorscio. (IMDb.com)

.
.
.

- Giacomo DiNorscio, persona en la que se basa el personaje principal, falleció el 14 de Noviembre de 2004 durante la producción de esta película. (IMDb.com)
.
.

- Durante la producción se planteó que la película se titulara “Jackie Dee”. (IMDb.com)
.
.
.

- Vin Diesel ganó más de 30 kilos para su papel y pasó dos horas de maquillaje para parecerse a DiNorscio. (IMDb.com)
.
.
.

ANACRONISMOS
- Mientras que la película está ambientada en la década de 1980, muchos de los coches que se ven en las escenas no salieron a la venta hasta finales de 1990 o incluso a principios de 2000. Por ejemplo, en una escena al aire libre antes de la lectura de la sentencia, se ve claramente un Mercedes 2004/2005 S-Klasse W220 (IMDb.com | Elaboración y correcciones propias) 

About these ads