Torrente, el brazo tonto de la ley (Santiago Seguro, 1998) – 97 min

Una crítica de FRANCISCO DE GUZMÁN | Colaboración enviada

No podía faltar este tipo de humor tan español sin tapujos y tirando al cubo de la basura esos complejos tan “modernos y educados”, amigos de lo políticamente correcto, que pretenden obviar la realidad de este país llamado España.

Hay que extraer la parte buena de este actor-director como es Santiago Segura (“El día de la bestia“, 1995), basada única y exclusivamente en facetas que estamos olvidando, como es la risa y la diversión a través de personajes cutres, horteras y otras hierbas, porque es obvio que existen a corta distancia de cada uno de nosotros, pues cada día que amanece, el número de tontos crece.

Su argumento nos acerca a la figura de José Luís Torrente (Santiago Segura), un policía nacional racista, machista, alcohólico, de aspecto sucio y cutre, inmerso en la más absoluta de las mediocridades, que vive en una cochambrosa vivienda junto a su padre (Tony Leblanc). Para las investigaciones que tiene que llevar a cabo por la capital de España, contará con la impagable ayuda de Rafi (Javier Cámara, “Alatriste” (2006)), uno de los vecinos de su comunidad que resulta ser un apasionado de las películas de acción y las pistolas. Un flipado, vaya, que vive junto a su madre y su exuberante prima Amparito (Neus Asensi), una ninfómana que quitará el sueño de más de una noche a Torrente.

Torrente

A pesar de las innumerables críticas de ser cine de pedo-culo-caca, una película basura y de mal gusto, Santiago Segura emplea su fórmula personal para crear una muy aceptable película, consiguiendo con ello crear uno de los personajes mas llamativos del cine español. Realmente hacen falta muchos Torrentes y muchos Tony Leblanc para poder reírnos un poco más.

 

Nota del autor:
8,0 ████████ (Muy buena)

 

COMENTARIOS DEL EQUIPO LGE

Sandro Fiorito
Una comedia es buena cuando cumple con los requisitos a los que se enfrenta. Estos son, por ejemplo, hacer reír, saber entretener y ofrecer todo desde un argumento que por absurdo y macarra que parezca, es divertido como el que más. Santiago Segura supera su papel en “El día de la bestia” y Tony Leblanc pone el broche en esta película tan chabacana, ordinaria, trepidante y graciosa que bajo mi punto de vista supone una revisión aumentada del humor más próximo a Pajares y Esteso, llevado esta vez hasta límites que entonces jamás podrían alcanzarse. No destacará ni por su calidad técnica ni por una trama enrevesada, pero desde luego cumple con su función de hacer reír y todo esto parodiando al español más rudo de a pie, a ese tipo de persona a la que quizá hemos conocido algún día, vive puerta con puerta a la nuestra o nos han llegado malas referencias de la misma. 7.

D. Karasu
No olvidemos la banda sonora abanderada de José Luis Cantero “el Fary” cantante popular (la canción que se escucha, la canta él) y rompedor de ventas de cassette en bares de carreteras, que no sólo para Torrente era un Dios sino para el resto de pueblo español. ¡Viva el Fary!… allá en los cielos seguro que se estará camelando con su eterna sonrisa desde su taxi a la Ava Gardner, mientras guiña con su mirada pícara. 7.

Written by LGEcine

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *